Tras varias propuestas y contrapropuestas dentro del Congreso para recortar los sueldos de los legisladores en plena pandemia del Covid-19, cada diputada y diputado resolverá de manera individual si dona parte de su dieta, en qué porcentaje lo hará y a dónde destinará esos fondos. Al interior de casi todas las bancadas o interbloques conviven diferentes posturas, en especial en el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, donde algunos plantean hacer un aporte cercano al 30% a distintas asociaciones civiles y otros directamente se oponen a la medida por considerarla "demagógica", a la vez que sostienen que aboga al discurso de la "antipolítica".

Las dificultades para llegar a un consenso, incluso dentro del propio oficialismo, llevó al titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, a disponer un ahorro del gasto político por $200 millones, los cuales se destinarán al sistema de salud para hacer frente al coronavirus, en lugar de aplicar su plan original que también establecía un recorte de los salarios de los legisladores en un 40%. Esta última propuesta -que nunca se oficializó- surgió días atrás como una respuesta a la carta que el bloque de Juntos por el Cambio le envió al presidente Alberto Fernández para solicitarle la creación de un fondo de emergencia con el 30% de los ingresos de quienes ocupan lugares de alto rango en los tres poderes del Estado. Por si quedara alguna duda, el mandatario les dejó en claro, a propios y extraños, que está en contra de cualquier planteo para bajar el sueldo de los funcionarios públicos. "No seamos demagogos y ganémonos nuestro sueldo como corresponde", explicó al portal El Cohete a la Luna.

El planteo del jefe de Estado es el mismo que replican algunos en la bancada del Frente de Todos, donde no se bajó la línea de donar el sueldo. "Se trata de una decisión individual", señalaron fuentes oficialistas. Algo similar es lo que harán en el interbloque Federal. Si bien la diputada Graciela Camaño donará el 100% de su salario, otros diputados de ese espacio sostienen que no están de acuerdo con que ni Massa ni desde otro bloque opositor les digan "qué hacer" con sus sueldos. "Yo dono parte de mi dieta hace mucho y no lo hago público ni lo haré ahora", apuntó uno de los diputados.

En Juntos por el Cambio también hay divisiones en cuanto a este tema. Mientras en las bancadas de la UCR y del PRO llegaron a un acuerdo para que sus legisladores donen alrededor del 30% de sus sueldos, en la Coalición Cívica no están tan de acuerdo con la medida, por "demagógica", razón por la cual darán libertad de acción a cada integrante del bloque para que decida "el modo, el monto y el destino de la colaboración que realizará para ayudar en el marco de la pandemia".