Las personas que consumían alcohol, tabaco y antidepresivos o ansiolíticos antes de la cuarentena aumentaron esa práctica durante el aislamiento obligatorio dispuesto para mitigar la pandemia de coronavirus, de acuerdo con un trabajo dado a conocer ayer por la Defensoría del Pueblo bonaerense.

En un comunicado, el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos expuso que "el 21% de los encuestados que consumen sustancias desde antes de la cuarentena reconoció haber aumentado esta práctica en las últimas semanas". "Los indicadores más elevados se dan entre quienes beben alcohol (36,5%) y fuman tabaco (40%), y le siguen quienes consumen antidepresivos o ansiolíticos (10,1%)".

Según informaron, se realizó el estudio para analizar cambios en torno de ciertas prácticas y elaborar un diagnóstico para el diseño de nuevas políticas.