El sector exportador de granos advirtió por una caída en las ventas de soja y lo atribuyó a una mayor retención por parte de los productores, en un contexto de incertidumbre sobre la cotización del dólar. Desde la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC) señalaron que "hay una retención de soja por USD9.000 millones", mientras que entidades que forman parte de la Mesa de Enlace negaron esta situación. El complejo sojero atraviesa una situación delicada, en donde confluyen variables como la bajante del Río Paraná -que afecta la carga de mercadería-, la incertidumbre de los fabricantes de biodiésel y las complicaciones logísticas derivadas de la pandemia del coronavirus.

Este cruce se produce en el marco de una caída en los rindes de la oleaginosa, que de acuerdo a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) cerraría con un techo de 49,5 millones de toneladas. En declaraciones periodísticas, el presidente de Ciara-CEC, Gustavo Idígoras, apoyó esta idea con números y remarcó que están "debajo de los ritmos de venta". De acuerdo a la entidad, los negocios registrados para venta de soja entre el 15 de marzo y el 12 de abril fueron de 2,42 millones de toneladas, cuando para el mismo período del año pasado ascendieron a 5,27 millones.

Desde CRA respondieron a estas versiones y negaron que los productores especulen con su producción, porque entienden que en plena cosecha, el grano constituye la caja que el campo usa para cancelar sus compromisos. "En esta época entregamos lo que cosechamos para cubrir gastos", reconoció a BAE Negocios Gabriel De Raedemaeker, vicepresidente de la entidad.

Los confederados expresaron su desacuerdo con las cifras que maneja Ciara-CEC y remarcaron que en el actual escenario de incertidumbre en los mercados de futuro, es más seguro para los productores vender su cosecha y hacerse del efectivo que fijar operaciones a futuro. Desde el departamento económico de CRA agregaron que "recién está empezando la campaña de maíz y la de soja recién arrancó con los lotes de primera, por lo que hoy no tienen herramientas para guardarse cosecha".