Fox Corp., la empresa de comunicaciones remanente tras la venta de 20th Century Fox y gran parte de sus propiedades a Disney el año pasado, ofrecerá unos u$ 500 millones por la plataforma gratuita de video on demand Tubi. De esta manera, la propietaria de Fox News, Fox Bussiness, Fox Sports y varias cadenas locales en los Estados Unidos, pondrá también un pie en el campo de la distribución de contenidos on line. Tubi, empresa con sede en San Francisco, ofrece una biblioteca de más de 20.000 títulos de cine y tv en streaming para smartv y plataformas Android y Apple, entre otras, en general de MGM, Paramount y Starz. El modelo se basa en el visionado de publicidad -uno de los que más crece actualmente- y es prometedor para Fox.

Recordemos: la adquisición de Fox por parte de Disney estuvo siempre ligada al desarrollo de la plataforma Disney+, con la que la firma se lanzó en noviembre a competir con Netflix, hasta ahora con resultados más que prometedores. Fox quedó como una empresa básicamente periodística, pero también necesita -es hoy imperioso para sobrevivir en el campo audiovisual- sumarse a la ola "a la carta". Adquirir Tubi no es solamente adquirir la biblioteca ni una buena cantidad de usuarios. Lo que está en juego es, básicamente, la tecnología: Tubi tiene una buena cantidad de suscriptores, es cierto, pero además su plataforma funciona (y funciona además globalmente) sobre la base de "cortes" publicitarios en el streaming y, sobre todo, en dispositivos móviles, El Dorado actual del sector. Ese desarrollo es el que Fox no tiene y que lo llevó a decidir dejar una parte sustancial del negocio. Pero hoy busca ingresar al streaming y la compra de una empresa pequeña pero sólida es una buena alternativa.