Europa superó el fin de semana las 100.000 muertes por coronavirus, con Italia nuevamente a la cabeza (23.000 fallecidos), seguida de España, Francia y Reino Unido, según el recuento elaborado por la Universidad Johns Hopkins citado por el sitio español 20 Minutos.

En España se confirmaron 20.400 muertes; mientras que en Francia la cifra oscila sobre los 19.700 y Reino Unido registró cerca de 16.000, según los datos de la universidad.

Italia y los demás países mantienen severas restricciones a la circulación, aunque en la última semana el debate, como en Estados Unidos, se centra en las medidas de vuelta a la normalidad.

En el caso de España, la OMS dio el visto bueno a flexibilizar el confinamiento de los niños a partir del 27 de abril, aunque el gobierno decidió extender el estado de alarma hasta el 9 de mayo.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte dijo que se encuentra trabajando en "algunas propuestas" para suavizar las restricciones y permitir una convivencia segura con el virus "en los próximos meses".

Por su parte, Francia extendió las medidas de aislamiento social hasta el próximo 11 de mayo, y países como Austria o República Checa ya iniciaron la "normalización" paulatina.