El Gobierno dio a conocer el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) mediante el cual se implementará, a partir de hoy y hasta el próximo 10 de mayo, una nueva fase de la cuarentena administrada que busca contener la pandemia de coronavirus, al tiempo que facultó a las autoridades de las diversas jurisdicciones a otorgar y evaluar la dinámica de los permisos de salidas breves para todas las personas, medida que había generado un pedido de cautela por parte de varios gobiernos provinciales.

Tras el anuncio formulado el sábado por la noche por el presidente Alberto Fernández, en el que dio a conocer las nuevas medidas administrativas, fueron varios las provincias que, si bien reafirmaron su apoyo a la nueva etapa de la cuarentena que dará comienzo hoy, aclararon que no habilitarán las salidas de esparcimiento de una hora en "grandes aglomerados urbanos con circulación viral".

Tal fue el caso de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y la Ciudad de Buenos Aires -todas ellas con altos índices de circulación del coronavirus-, las que a través de un comunicado conjunto, expresaron que "en aquellos grandes aglomerados urbanos con circulación viral, no se habilitarán las salidas de esparcimiento de una hora, y tal como expresó el Presidente en el día de ayer (por el sábado), el aislamiento social, preventivo y obligatorio se mantiene sin modificaciones".

En ese marco, precisaron que la decisión fue "tomada en consulta con el Gobierno nacional", y aclararon que "en aquellas localidades con baja densidad poblacional y escasa o nula circulación viral, se permitirán las salidas de esparcimiento en las condiciones que se consensúen con las autoridades municipales".

Los cuatro distritos salieron a hacer la aclaración debido a que muchos vecinos se anticiparon a salir, incluso con sus hijos, pese a que aún no se había publicado en el Boletín Oficial el nuevo DNU, por lo que en consecuencia, no estaban reglamentadas dichas salidas.

El desconcierto generado entre las autoridades provinciales y el consiguiente correlato en la ciudadanía, que aguardaba con ansiedad alguna medida que lograra atenuar el extenso aislamiento social que rige desde el 20 de marzo, obligó al Gobierno a precipitar la difusión del correspondiente DNU aclaratorio.

En su articulo 8, el texto establece que "las personas que deben cumplir" el "aislamiento social, preventivo y obligatorio" podrán realizar una breve salida de esparcimiento, en beneficio de la salud y el bienestar psicofísico, sin alejarse más de 500 metros de su residencia, con una duración máxima de sesenta minutos, en horario diurno y antes de las 20 horas".