Desde el inicio del aislamiento social obligatorio por la pandemia de coronavirus en Argentina, se constató un aumento de llamadas de un 39% a la línea telefónica 144 que asesora a personas víctimas de violencia de género, por lo que se inició el refuerzo del personal que la atiende y se dispuso la apertura de nuevos canales de comunicación.

"Sabemos que el contexto de aislamiento puede derivar en un aumento en el riesgo de las violencias y una disminución de recursos disponibles", dijo ayer la secretaria de Políticas Contra las Violencias por Razones de Género de la Nación, Josefina Kelly Neila, al participar del reporte diario que emite el Ministerio de Salud.

Respecto del aumento en la cantidad de consultas a la línea 144, la funcionaria explicó que "se determinó que es un servicio indispensable y se reforzó la línea con mayor personal y mayores canales de comunicación". En ese sentido, anunció que se encuentran abiertos tres canales de WhatsApp (112771-6463, 112775-9048, 112775-9047) y el mail linea144@mingeneros.gov.ar. En todos ellos se pueden realizar las mismas consultas que en la línea 144 tradicional.

Neila recordó, además, que "todas las personas pueden salir de su domicilio a hacer la denuncia" por maltratos y que "los establecimientos que atienden estos casos quedan exceptuados del aislamiento, siempre que cumplan con los protocolos". También se informó que se está articulando con sindicatos y universidades para disponer "alojamientos para las mujeres que necesiten irse de su hogar".