En este mundo en suspensión que nos toca vivir, algunas viejas costumbres resurgen con el aislamiento obligatorio. Junto con la ochentosa bicicleta fija que hoy sale con gloria a los balcones o se instala en el living para poner a todos en movimiento o el entusiasmo generalizado por amasar la propia masa madre, el teléfono fijo se desempolva y gana protagonismo.

Las líneas hogareñas, que mostraban en el mundo una tendencia a la baja, tienen ahora un repunte en la cuarentena. Los medios en España dan cuenta de este cambio de hábito. Datos de Vodafone publicados por el diario El País indican que, por ejemplo, el crecimiento de las llamadas por teléfono fijo crecieron un 134% el lunes 16 de marzo respecto del lunes 9 de marzo, mientras que las realizadas desde un teléfono móvil solo llegaron al 34%.

Aunque todavía las marcas son más bajas a nivel local, desde que estamos encerrados se multiplicaron las llamadas a través de las líneas fijas. Fuentes de Telecom indicaron a BAE Negocios el incremento en el tráfico de voz en la red fija, que llegó al 24% en Argentina comparando el 2 de marzo con el 30 de marzo.

En tanto, desde Movistar brindaron también cifras que dan cuenta del aumento de las conversaciones tubo a tubo. En las últimas semanas, el uso de teléfono fijo creció un 19 por ciento. Según comentaron fuentes de la empresa, si bien son alternativas que vienen en desuso en los últimos años, en el país no tenían una caída tan pronunciada, porque Argentina tuvo la tarifa congelada y porque las pymes siguen manteniendo este medio.

Te escucho

Más allá de la línea fija, se registra un aumento de las llamadas de voz, según indican en Movistar. "La gente habla más en general, en parte porque creció el teletrabajo y eso se traduce en llamadas", dicen. Por supuesto, el tráfico de Internet en el hogar subió también: solo durante el fin de semana largo de marzo tuvo un incremento del 25%.

Los datos de Telecom indican que las llamadas de voz por red móvil tuvieron un alza del 17% a nivel local desde el comienzo del aislamiento preventivo obligatorio y se mantiene el crecimiento sostenido en el tráfico de la VPN (red privada virtual) al 38%. Destacan además el estrellato de la herramienta Zoom, que sigue con su incremento disruptivo y siendo la más elegida con un salto de 4.100% desde el inicio de la cuarentena.

Cambio de hábito

Las necesidades laborales pero también, según las hipótesis que se barajan, la necesidad de sentirse más cerca, escuchando la voz del otro, llevaron a que no solo se incremente la mensajería instantánea sino opciones como el teléfono fijo.

En el exterior, en países con alto nivel de pandemia, donde se disparó el uso de las líneas hogareñas, lo atribuían además al hecho de que la gente mayor está más en contacto con sus familias. Por otro lado, muchas personas tienen más tiempo para largas conversaciones, de esas que se daban antes con el fijo. La calidad y estabilidad de estás líneas son otra de las razones por las que muchos las vuelven a elegir.

"Hay abonados que ni siquiera sabían el número de su teléfono fijo y llamaban a atención al cliente para averiguarlo por el miedo a que se cayera la red del móvil. Además, en estos momentos difíciles, todos queremos escuchar la voz en vivo de nuestros familiares y gente cercana, comprobar que realmente están bien, sobre todo, los más mayores que, además, son los que más siguen usando el teléfono fijo", declaró a la prensa española el vocero de una compañía telefónica.