Las autoridades de Wuhan, la ciudad china donde se inició la pandemia de coronavirus, planean llevar a cabo testeos masivos a sus 11 millones de habitantes, tras ser detectado un pequeño rebrote en una comunidad residencial, aunque a nivel nacional las cifras de contagios volvieron al mínimo histórico.

El diario oficial Global Times citó a fuentes de la autoridad sanitaria de Wuhan para informar sobre el plan oficial de testeos masivos, que duraría diez días.

La medida es una respuesta a los temores de la población tras haberse detectado seis nuevos casos en un complejo residencial, informó la agencia de noticias EFE.

Wuhan y la provincia de la que es capital, Hubei, llevaban sin registrar contagios desde el 4 de abril, lo que llevó a esta región -que acumula el 80% de los casos detectados en China y el 97% de las muertes- a rebajar del primer al segundo nivel su alerta sanitaria a principios de este mes.

El gobierno municipal pidió a los diferentes distritos que elaboren planes detallados para implementar esta investigación epidemiológica, que se centrará especialmente en las comunidades con más densidad de población y en las áreas donde la movilidad de los residentes sea mayor.

El portavoz de la Comisión Nacional de Sanidad, Mi Feng, aseguró hoy que la aparición de nuevos casos de contagio a nivel local cuando la epidemia parecía bajo control en China son un "recordatorio" de que no se debe bajar la guardia en las tareas de prevención contra la enfermedad, informó la agencia de noticias EFE.

En tanto, más de 107 millones de estudiantes chinos retornaron a clases, lo que supone cerca del 40% del total, mientras que solo cinco provincias de las 34 divisiones administrativas del país no han vuelto a la actividad en las universidades, informó hoy el Ministerio de Educación chino.