Es una tendencia que se perfilaba antes de la pandemia y se intensifica en los últimos meses. A tono con la elección de segundas marcas por parte del público, se advierte un aumento de la demanda de trabajadores de empresas representativas del segmento, por encima de las marcas más consolidadas.

Así lo indica un informe de Pullmen, firma de RRHH dedicada al personal eventual, que puntualiza que las segundas marcas vienen experimentando un crecimiento sostenido desde 2018. “La inflación impulsó a fabricantes y supermercados a diseñar productos con nuevas presentaciones y formatos. Y fue así que pasaron de un 11% de participación en 2018 a un 20% en 2019, motorizado principalmente por los esfuerzos que las cadenas pusieron en sus propias marcas. En el primer semestre de 2020 la combinación de marcas blancas y value alcanzó un 30%, tras haber cerrado un 2019 con un 28% de participación, de acuerdo a datos de Nielsen Argentina”, detalla el informe.

La situación de consolidación de las segundas marcas y el surgimiento de nuevas marcas dentro del portfolio de las grandes empresas tiene que ver con responder a las distintas necesidades y posibilidades de consumo.

     Este fenómeno, que comienza a nivel consumo tiene un correlato en el mercado laboral. Por causa de la crisis, aumentó el consumo de segundas marcas, y de ello deriva una mayor demanda de personal por parte de estas. Así lo confirma Diego Ortega, vicepresidente de Pullmen, para quien “los candidatos deben buscar no sólo empleo en las empresas con una visibilidad superior, sino en aquellas firmas de consumo masivo menos posicionadas en el imaginario colectivo”.

El ejecutivo explica que el fenómeno se manifiesta en sectores como gaseosas, calzado, indumentaria, comestibles y limpieza. “Comparado con la situación de tres meses atrás, se destaca un aumento del orden del 30% para segundas marcas en estos segmentos”, dice Ortega, para quien vale aclarar que “el repunte no está asociado a factores estacionales por los que típicamente aumenta la demanda de personal temporario en verano, sino a cuestiones vinculadas estrictamente con el bolsillo de la gente y las necesidades de las empresas que buscan satisfacer esas necesidades”.

De acuerdo con múltiples consultoras de mercado, esta tendencia que se viene observando desde 2016, hoy se profundiza con mayos potencia. En los últimos tres años, las segundas marcas pasaron de una participación de mercado de 32,6% a 42,8%, en unidades; y de 21,5% a 27,7% en facturación, según Focus Market.

Sectores y perfiles

En cuanto al tipo de perfiles demandados, Ortega señala que se trata de “personal con un nivel de calificación medio, para tareas administrativas, de reposición, comerciales o marketing”. No obstante, el vicepresidente de Pullmen afirma que “mientras la economía cruje por causa de la irrupción del Covid 19, “limpieza, sanidad, pharma, alimentos (producción y logística) y packaging son rubros que están demandado personal, al tiempo que las posiciones requeridas son cajeros de supermercado, operarios, repositores, enfermeros, también repartidores y operarios”. Diego Ortega afirma que a nivel de pedidos de personal globales, en estos días y para los mencionados sectores, estos aumentaron en un 40% comparado con la Pre Pandemia.