Muchas empresas están desarrollando actualmente procesos de recapacitación de sus colaboradores, para que puedan tomar nuevas responsabilidades más acordes con la revolución digital, afirma un artículo en el sitio web AmericaEconomía. Por ejemplo, quien realizaba la carga de datos, puede pasar a ser quien programe el bot que se ocupará de esa tarea de ahora en adelante, señala el artículo.

En la nota se menciona que de acuerdo con la firma BairesDev, empresa especializada en desarrollo de software, algunas de las nuevas posiciones de trabajo que se vislumbran gracias al avance tecnológico son:

  • Limpiador de datos
  • Modelador de interacciones
  • Analista forense de algoritmos
  • Investigadores impulsados por la IA
  • Diseñadores de contextos
  • Agentes remotos de minería

El texto señala que las personas continuarán ejerciendo tareas que, por el momento, se presentan indelegables, y que tienen que ver con liderar, improvisar, crear y juzgar. Debido a ello, las denominadas "habilidades blandas" son las más buscadas, y las que los reclutadores coinciden en afirmar que, también, son las más difíciles de encontrar, sobre todo las de comunicación.

Sin embargo, el nuevo contexto exigirá ir más allá de las habilidades blandas. Será necesario cultivar una mentalidad de crecimiento para poder desarrollarse, pues en el futuro será imprescindible crear y resolver (los seres humanos les dirán a los robots cómo hacer sus tareas) y construir conocimiento de tecnología.

La transformación del mercado laboral será tan amplia que a nadie deberá asustar ver a un cobot sirviendo en un restaurante o, incluso, vendiendo en una tienda de ropa. "Hay muchos ejemplos para creer que esto puede pasar. Sólo basta con ver lo que Amazon está haciendo en sus centros logísticos, donde los cobots están asistiendo a los empleados para despachar productos", explica Pablo Azorín, CTO y cofundador de BairesDev, según AméricaEconomia.

En los pronósticos sobre la generación de empleo en comparación con la desaparición de puestos hay opiniones encontradas. Sin embargo, el especialista considera que la tecnología creará más oportunidades que las que destruirá, un ejemplo claro de ello es el de los cobots.

"Son justamente máquinas diseñadas para trabajar en conjunto y de manera cercana con los humanos. Comparten el mismo espacio de trabajo, realizan sus tareas cerca de las personas y, naturalmente, colaboran con los empleados. Esto quiere decir que los cobots son diseñados y construidos de un modo totalmente diferente al de los robots", asegura.