La información vale oro. En tiempos de Big Data, conocer los hábitos y las necesidades de los consumidores es una tarea que puede realizarse con precisión casi quirúrgica. Es clave para dar en el blanco con la oferta de productos y servicios. Entre el montón, algunos aspectos son más buscados para delinear el perfil del cliente.

¿Compra en comercios de cercanía o en grandes cadenas? ¿Cuánto tiempo pasa online?  ¿Cuál es su relación con las nuevas fintechs?

Más allá de los sociodemográficos tradicionales como edad y lugar de residencia, existe otra información que buscan las empresas para mejorar su inteligencia comercial, sus ofertas y fidelizar a los clientes. La firma por The Cyprinus, consultora que desembarcó recientemente en la región, elaboró un ranking con los cinco atributos más buscados.

 

  • Dónde elige hacer sus compras: si se inclina por el canal online, retira en tienda o prefiere la clásica forma presencial. Si elige los comercios de cercanía o el supermercado. ¿Utiliza cupones de descuento y tarjetas de fidelización? Desde el año pasado, en el cual la compra online predominó, estos se volvieron datos esenciales de los consumidores, que suelen articularse con otros modos de abastecerse. Generalmente quienes pasan gran parte de su día trabajando optan por la compra online, mientras que otros están más apegados a comprar del modo tradicional en tienda. “Es clave develar por qué eligen una compra sobre la otra, si la presencialidad les proporciona mayor seguridad en cuanto a encontrar stock o desean ver el producto”, comenta Silvio Pestrin Farina, fundador y CEO de The Cyprinus.
  • Servicios financieros: Dentro del listado de 175 atributos analizados, el aspecto financiero ocupa un rol relevante. Determina si los usuarios están bancarizados, si utilizan servicios de la banca privada o empiezan a inclinarse por nuevas fintechs o servicios de tarjetas prepagas, como el segmento joven donde predomina este consumo. Esto también incluye seguros, hipotecas y créditos. “Banca tradicional y fintechs pueden ser complementarios. Detectamos que los clientes no siempre están 100% satisfechos con la atención al cliente del banco tradicional -de hecho, es muy común encontrar este tipo de quejas en las redes sociales-, y deciden probar simultáneamente con otras startups que tienen un servicio más dedicado y estándares más altos en satisfacción y trato con el cliente”, explica Pestrin Farina.
  • Actividad digital: ¿Compra solo los días de eventos especiales con grandes descuentos? ¿Utiliza Instagram y el social commerce en general? ¿Cuánto inciden en las compras influencers y microinfluencers? La actividad online es uno de los universos más ricos e interesantes que puede dar pautas sobre el comportamiento del consumidor. “La pandemia aceleró varios cambios en este sentido, por ejemplo, en cuanto a plataformas de streaming”, sostiene el ejecutivo.
  • ¿Comidas rápidas o restaurantes? Otro de los ítems que se busca saber son las costumbres para consumir según cada perfil. Por ejemplo, es común que en algunos restaurantes de tipo fast food haya personas que almuerzan o cenan en solitario, como así también familias con hijos que resuelven una opción de comida en poco tiempo. También, se ha dado un cambio en los menúes gracias al análisis de datos: ahora se incluyen propuestas saludables con frutas para niños o acompañamientos como ensaladas que suplantan a los alimentos fritos.
  • Reciclado y vida sustentable Es una preferencia que está teniendo un boom en el último tiempo. En la búsqueda de hábitos saludables, muchas familias eligen dedicarse al compost y al separado de materiales para reciclar. Otras están incursionando en la huerta propia. “Este indicador es muy rico ya que está relacionado con otras variables, por ejemplo la compra de alimentos orgánicos, si van a la dietética o a la feria del barrio, si compran libros especializados, el vegetarianismo o la búsqueda de alimentos sin agrotóxicos, etc. Es parte de un estilo de vida que está siendo muy popular en las ciudades, sobre todo en familias de profesionales de nivel socioeconómico medio y alto”, afirma el CEO.

En una relación que está en transformación constante, los consumidores seguirán exigiendo ofertas más asertivas y tendrán de su lado el poder de las redes sociales. Mientras, las empresas se esfuerzan por segmentar de modo más inteligente las audiencias e interpretar cambios que, pospandemia, exigen rápidas respuestas para no quedarse atrás.