El concepto tan reiterado de "nueva normalidad" llega con un cambio en la mentalidad de los consumidores, cuyos comportamientos moldeados por la realidad de la pandemia están marcando nuevos hábitos y formas de vivir. Predomina la prevención y un criterio más conservador en el gasto. 

La firma Criteo, especializada en publicidad de internet, recopiló los principales patrones emergentes y elabora una lista de diez puntos:

  • Los consumidores están invirtiendo más tiempo en visualizar contenido multimedia. El consumo de vídeo se ha disparado durante la crisis y se espera que siga siendo alto en la era post-COVID. Los consumidores se están grabando y subiendo contenido a redes sociales como Instagram y TikTok. "Las marcas tienen ahora una oportunidad única para llegar a las audiencias más jóvenes, con menos distracciones, a través de contenido de vídeo", aseguran.
  • Sensación de inseguridad económica que genera una sensibilidad por los precios. Una nueva visión de los bienes económicos está haciendo que muchos consumidores se centren en la búsqueda de promociones y ofertas, recorte en el gasto de artículos que no sean de primera necesidad y elijan marcas más baratas. McKinsey & Company observó en un análisis de abril que 2/3 de los consumidores de todo el mundo se sienten inseguros y se muestran poco optimistas sobre los efectos a largo plazo de esta pandemia.
  • La mentalidad "Mantener" prevalece sobre la mentalidad "Ganar/Crecer":  experimentar con nuevos productos o servicios no es una reacción humana natural en momentos de incertidumbre e inseguridad. Criteo sita a Simon Moore, director de Innovation Bubble, una empresa de estudios del comportamiento, que afirma que ahora no es el momento de lanzar nuevos productos o servicios. En cambio debemos mejorar los servicios a los clientes ya existentes.
  • Valoran las marcas que se centran en sus necesidades durante este tiempo: el 55% destaca las que realizaron cambios para ayudar a los consumidores.
  • Compartir se percibe como un riesgo: oportunidades para la industria automotriz. Utilizarán su vehículo más a menudo o adquirirán un modo de transporte personal (coche, moto o bicicleta). Según un estudio de IBM en EE. UU. más del 17% de los encuestados dijo que tenían pensado utilizar más su vehículo debido al COVID-19.
  • Evitar las grandes aglomeraciones en los próximos meses: según el mismo estudio de IBM, las conferencias y las ferias comerciales también se van a ver muy afectadas en la nueva normalidad
  • Quieren una experiencia retail contactless. Las empresas que ofrecen pagos contactless así como otros servicios con pagos instantáneos a través del teléfono u otros dispositivos móviles son la opción escogida por el comprador del 2020 
  • La pandemia ha fomentado la compra local. Los productos de origen, de proximidad y la disponibilidad son ahora clave para los compradores
  • Evolución hacia estilos de vida saludables. Están reevaluando sus prioridades, estilos de vida y valores, tratando de mejorar su salud y bienestar. Un estudio de McKinsey & Company indica que hábitos como entrenamiento deportivo en casa puede continuar siendo muy bien valorados por los consumidores.
  • Los nuevos usuarios son un factor impulsor del crecimiento del ecommerce. Los números explosivos del incremento local en días de Hot Sale dan cuenta de este fenómeno.