Instagram es una red social muy utilizada en el mundo, pero la tecnología no es inmune a los ataques externos. La vulnerabilidad de las cuentas de los usuarios fue tomada en cuenta en la empresa y ya comenzaron a desarrollar un sistema de verificación de identidad a través de una prueba de video-selfie.

Muchas personas notificaron la aparición de esta prueba, aunque todavía no esté disponible para todo el público. La medida, que se encuentra en fase desarrollo, busca garantizar la seguridad de uso de la aplicación y proteger las cuentas de sus usuarios.

En qué consiste la prueba

En el supuesto caso de que Instagram detecte alguna actividad sospechosa, el usuario verá en la pantalla de su dispositivo un aviso que dirá: "Toma un video-selfie: necesitamos un vídeo corto de ti girando la cabeza en diferentes direcciones. Esto nos ayuda a confirmar que eres una persona real y a confirmar tu identidad".

Cuando la persona confirme que accede a realizar la prueba, la aplicación le pedirá que mantenga su dispositivo movil al nivel de los ojos. Luego se le solicitará que empiece a mover la cabeza de un lado al otro, de arriba a abajo

Tras realizar este procedimiento, aparecerá la opción para enviar el video. La plataforma definirá si la verificación fue correcta o no. La prueba no recopilará ningún dato de reconocimiento facial, afirman desde la compañía.

A través de un comunicado, la empresa dio más detalles sobre el proceso de verificación de identidad. "Queremos que el contenido que ves en Instagram sea auténtico y provenga de personas reales, no de bots o personas que quieran engañarte. A partir de hoy, comenzaremos a preguntar a las personas quién está detrás de una cuenta cuando observemos un patrón de posible comportamiento inauténtico", asegura la compañía.