Tal vez no todo tiempo pasado fue mejor, pero no hay dudas de que el futuro llega con unos cuantos desafíos para las nuevas generaciones en todo el mundo. Economía en crisis, baja de puestos laborales, cambio climático, pandemia: la rueda de penurias gira como las horas. 

Los millennials, que tanto ruido hicieron con su ingreso al engranaje productivo, podrían haber tenido suerte. Según el anuario de rendimientos reales de inversión global de la entidad financiera Credit Suisse, la generación Z está entrando a la etapa adulta con mayores retos económicos que su predecesora, la generación Y, también conocidos como " millennials'".

El informe pronostica que los de la generación Z o pos millennials (nacidos desde mediados de la década de 1990) ganarán menos que las generaciones anteriores en acciones y bonos. De hecho, se espera que los rendimientos reales anuales promedio en sus carteras de inversión sea de solo el 2%, un tercio menos que los rendimientos reales del 5% o más que los millennials, la generación X y los Baby Boomers experimentaron.

En las principales potencias económicas ya están mirando con inquietud el tema. Según datos del Banco de la Reserva Federal de San Luis (EE.UU.), la generación Z ha sido la más afectada en el ámbito laboral por la pandemia del covid-19. En Estados Unidos, ingresaron a un mercado paralizado por una tasa de desempleo del 14,7% en mayo del 2020, mayor que la tasa de desempleo del 10% que se vio durante la crisis financiera en su pico del 2009. Las personas de entre 20 y 24 años tenían una tasa de desempleo de casi el 27% el pasado abril.

"La forma en que una recesión realmente puede dañar a las personas que apenas comienzan (la vida laboral) puede tener efectos duraderos", asegura Heidi Shierholz, economista y directora de políticas del Instituto de Política Económica de Estados Unidos. "Hay mucha evidencia de que el primer trabajo prepara el escenario de manera importante para el futuro".

Si bien los pronósticos de inversión en acciones y bonos no lucen nada favorables para los de la generación Z, esta no es la única forma de generar riqueza. Los pos millennials podrían invertir en propiedades o embarcarse en un proyecto empresarial.  No obstante, la pandemia provocó una suba de los precios de la vivienda. Por otro lado, casi un tercio de las pequeñas empresas existentes desaparecieron durante el 2020, aunque en ese mismo período se formaron nuevas empresas a un ritmo nunca antes visto.

Al igual que sus predecesores, los millennials y la generación Z, también sintieron el impacto de la Gran Recesión y es posible que hayan visto a sus padres sufrir bajo el peso de la deuda. Este difícil comienzo en la edad adulta sin duda contribuyó al deseo de muchos adultos jóvenes de cancelar sus deudas. De hecho, más de uno de cada cinco adultos de la Generación Z cree que las deudas deben evitarse por completo, según datos de Thomson Reuters. 

Debut en modo home office

Para muchos de los jóvenes de la generación Z el primer trabajo de sus vidas será en formato remoto. Aún así, serán afortunados de haber encontrado un puesto en un mundo en crisis. 

El home office, que tiene muchas virtudes pero también algunas desventajas, no es la forma laboral preferida del grupo de edad más baja. Según un estudio global realizado por Microsoft, los empleados pertenecientes a la generación Z son los que se sienten más aislados por el teletrabajo, ya que en general están solteros y sedientos de oportunidades de hacer carrera. 

Además, carecen de fondos para armar un espacio adecuado para trabajar desde el hogar.