Es tiempo de balances y celebraciones. Las empresas tienen una alta valoración de los festejos de fin de año como herramienta de motivación para sus equipos de trabajo. Sin embargo, en un contexto de crisis económica, no todas están en condiciones de afrontar el gasto de este evento y muchas de las que pueden hacerlo debieron ajustar sus presupuestos.

Adecco Argentina, filial de la empresa líder en el mundo en consultoría integral en Recursos Humanos, consultó a las empresas sobre las celebraciones de fin de año y algo más de la mitad, el 55 por ciento, aseguró que realizarán un agasajo a sus empleados para despedir el año.

Las fiestas de empresas son cada vez menos

Si este dato se compara con el del año pasado es un punto menor ya que el año pasado estuvo en el 56% las compañías que festejaron. La diferencia resulta poco significativa y es todo una muestra del esfuerzo que se hace por mantener esta actividad, en un año signado por las dificultades económicas.

Un 70 por ciento de las empresas que no realizan evento alguno aclararon que esta decisión puede llegar a influir en la motivación de sus equipos de trabajo.

El sondeo fue realizado por la consultora de recursos humanos entre 414 pequeñas, medianas y grandes empresas, locales e internacionales, en todo el territorio nacional.

Siga el baile

Un 42 por ciento de las compañias que festejarán manifestaron que ajustarán los festejos y el presupuesto de las celebraciones, mientras que un 54 por ciento remarcó que será muy parecida a la del año anterior.

Los almuerzos, las fiestas y las cajas navideñas para los empleados son algunas de las principales acciones que tomarán en este 2019 las compañías para despedir el año.

Dentro de las que no festejarán, cerca de la mitad de las compañías tomaron esta decisión basadas puntualmente en el contexto económico por el que atraviesa el país. Un 26% reconoció que este año no hay presupuesto para destinarlo a la celebración, mientras que un porcentaje similar sostuvo que no suelen hacer festejos por la finalización del año.

Casi 7 de cada 10 consultados admitió que no realizar ningún festejo influye en la motivación de sus equipos de trabajo, mientras que 3 de cada 10 le restaron importancia al tema asegurando que no tiene ningún grado de influencia en los empleados.

Al momento de hablar sobre cómo cierran el año, los ejecutivos de las compañías remarcaron que un 28% lo hace de manera estable, un 23% con incertidumbre, un 16 por ciento con problemas económicos, un número similar con preocupación, con menos personal casi un 10 por ciento y con esperanza un 8 por ciento.