LinkedIn comunicó este jueves que cerrará su servicio de redes profesionales en China a finales de este año, por experimentar “un entorno operativo significativamente más desafiante y con mayores requisitos de cumplimiento”.

El servicio propiedad de Microsoft, dijo que ofrecería una nueva aplicación centrada únicamente en las ofertas de trabajo en China, para compensar la falta de sus operaciones tradicionales en el país. La nueva aplicación no tendrá funciones de redes sociales como compartir publicaciones y comentar, que son fundamentales para el éxito de LinkedIn en los Estados Unidos y en otros lugares.

LinkedIn había sido durante mucho tiempo la única red social estadounidense importante que operaba en China, luego de que Twitter y Facebook fueran bloqueadas.

En su comunicado, LinkedIn agregó que después de siete años de operar en China, “no había encontrado el mismo nivel de éxito en los aspectos más sociales de compartir y mantenerse informado”.

Las regulaciones que limitaban a LinkedIn

La decisión de Microsoft de suspender las operaciones de la red social en el país,  llegan en un momento en el que el Partido Comunista de China está aumentando su control sobre miles de compañías. El control del partido se focalizó los últimos meses en las compañías de tecnología, las empresas privadas y comentarios en línea.

Según establecen algunas compañías, las inspecciones tienen como objetivo promover una campaña para imponer la ideología del partido  con más fuerza en la economía y sociedad china.

Las redes sociales más famosas fueron bloqueadas en China desde hace años

En marzo, el regulador de Internet de China reprendió a LinkedIn por no controlar el contenido político. Los funcionarios solicitaron a LinkedIn que realizara una autoevaluación y ofreciera un informe a la Administración del Ciberespacio de China, el regulador de Internet del país. Luego de esta situación, la red social se vio obligado a suspender los nuevos registros de usuarios dentro de China durante 30 días.

En los últimos meses, LinkedIn notificó a varios activistas de derechos humanos, académicos y periodistas que residían en China que sus perfiles estaban siendo bloqueados en el país, alegando que sus publicaciones y comentarios eran “contenido prohibido e inapropiado”.

Las barreras de las empresas de occidente para quedarse en China

La salida de LinkedIn es el fin de la historia de las empresas occidentales de Internet que intentaron operar en China, el país con las reglas de censura más estrictas del mundo. 

Las plataformas de Twitter Inc. y Facebook Inc.  estan bloqueadas desde 2009. Google de Alphabet Inc. se fue en 2010 después de negarse a censurar los resultados en su motor de búsqueda. La aplicación de mensajería de chat Signal y la aplicación de audio Clubhouse también fueron bloqueadas este año.

Los usuarios experimentados de Internet en China aún pueden acceder a estas plataformas bloqueadas utilizando soluciones alternativas como redes privadas virtuales o VPN, pero son más personas las que no las usan. 

Zhaopin Ltd era la principal competencia de LinkedIn en China

LinkedIn ingresó a China en 2014 después de hacer raras concesiones para cumplir con las reglas de censura locales. Microsoft acordó comprar la plataforma dos años después. En 2014, el entonces jefe de LinkedIn, Jeff Weiner, dijo que si bien la compañía apoyaba la libertad de expresión, ofrecer una versión localizada de su servicio en China significaba cumplir con los requisitos de censura local, una opinión que la compañía ha repetido desde entonces.

Ahora, luego de su salida como red social profesional, el equipo de LinkedIn está planteando la posibilidad de volver al país con un servicio de bolsa de trabajo que carezca de funciones de redes sociales, como la capacidad de compartir opiniones, historias y noticias.

“LinkedIn enfrentó riesgos para su reputación y modelo de negocios global si continuaba censurando en nombre de las autoridades chinas” expresó Evan Medeiros, profesor de la Universidad de Georgetown que asesora a empresas multinacionales sobre cómo operar en China. 

“Esas acciones socavan la idea de que LinkedIn ofrece una plataforma para compartir puntos de vista de forma gratuita y abierta”, concluyo.