Aunque pueda parecer que no hay lugar para la diversión al hablar de trabajo, distanciar los dos conceptos no es la mejor idea. La diversión no sólo contribuye al bienestar y la felicidad de los empleados sino que también impacta en las cifras del negocio. Especialistas aseguran que tener momentos entretenidos dentro de la jornada laboral aumenta la productividad.

"Los estudios han demostrado que priorizar el bienestar de los empleados conduce a niveles más altos de productividad. Estamos atravesando un momento en que el trabajo puede ser bastante tedioso o agotador debido a la pandemia. Por lo tanto, qué mejor que levantar el ánimo de los empleados, proporcionarles el impulso moral que necesitan y fomentar el trabajo en equipo", señala un informe de Adecco Argentina.

Un estudio de la Universidad de Warwick reveló que el estado de «felicidad» en el lugar de trabajo se vio recompensada por un incremento del 12% en la productividad, mientras que los trabajadores descontentos resultaron ser un 10% menos productivos y creativos. Otras investigaciones publicadas recientemente hablan de hasta un 30% de aumento de la energía laboral. 

Tanta importancia cobró en el último tiempo esta faceta que se instaló el Día Internacional de la Diversión en el Trabajo, que se celebra el 1 de abril. La curiosa efemérides fue instalada por iniciativa de Playfair, un programa de integración que funciona en varias universidades de Estados Unidos para "romper el hielo" entre los estudiantes.

La iniciativa fue impulsada de manera muy activa por la consultora española especializada Humor Positivo,  que organiza consignas un poco disparatadas cada año para la fecha: el año pasado fue bailar el charleston como en los locos años 20 y para 2021 la consigna fue desempolvar los peluches para que nos den afecto en tiempos de pandemia. 

Propuestas que no son broma

Adecco Argentina compartió algunas curiosidades con respecto a la productividad laboral. Contrariamente a lo que podría pensarse, la mitad de los empleados cree que la mayoría de las reuniones reducen la productividad, ya que muchas no son necesarias y ocurren con demasiada frecuencia. 

Por otro lado, el elogiado multitasking en realidad reduce la productividad y aumenta el estrés, todo lo que conduce a entornos laborales infelices. La firma indica además que la productividad de los empleados mejora cuando estos reciben mejores beneficios compensatorios como asistencia médica, comida gratis, suficientes días libres, etc.

Por último, descansar es clave. En promedio, un empleado que duerme entre 7 y 10 horas cada noche es un 20% más productivo de lo normal.

La consultora propone además algunas ideas para fomentar la diversión en los espacios de trabajo, ya sean virtuales o no. Llevar o enviar algo rico para compartir durante un día laboral. Hacer juegos en equipo (en la oficina o de manera remota) puede ser búsqueda del tesoro, un bingo, una partida de "Among Us" o, por ejempo, un juego de misterio podría ayudar a que el equipo trabaje en conjunto para resolver el caso. En ese sentido, muchas salas de escape lanzaron propuestas virtuales para team building. También sugiere ver una película o serie y compartirla entre todos (menciona The Office por su temática). Una opción que ganó impulso es el after office desde casa: "Por ejemplo, elegir una temática determinada a la hora de vestir: algo como todos con gorras o elegir algo retro para el momento de la videollamada", propone. Algunas ideas para distender el estrés y unir equipos en momentos difíciles.