La pandemia consolida el impulso de la transformación digital que llevan adelante las empresas en Argentina. Una avanzada liderada por las firmas multinacionales y algunos sectores dinámicos y exigidos por el contexto como el de las Finanzas. Sin embargo, la estrategia aún no se ha instalado en el ADN de muchas compañías. Falta de agilidad organizacional y poca permeabilidad de la cultura, las principales barreras.

El 87,5% de las empresas se encuentra en alguna instancia del proceso de transformación digital, con un 71% que afirma haberlo iniciado hace más de un año y un 16,5% que dice haberlo encarado durante la pandemia en 2020. Así lo indican los datos de una encuesta realizada por Glue Executive Search -consultora especializada en búsquedas ejecutivas y coaching- en asociación con Management & Fit y Sequentia, en la que participaron en los meses de abril y mayo más de 200 CEOs y directivos de las principales firmas que operan en la Argentina.

Los sectores que lideran la transformación digital en Argentina son los Servicios Financieros (87,5%), el Agro (83,3%) y la Consultoría (82,4%), seguidas por las empresas de Tecnología (80%) y Servicios (77%). Entre las que iniciaron el proceso de transformación más recientemente encontramos a las Farmacéuticas/Droguerías y el sector Industrial.

"No es un dato menor que el agro sea el segundo sector que más tecnología incorporó, con la relevancia que tiene para nuestra economía y esto en la práctica se ve en el manejo de cultivos con sistemas satelitales y el uso de big data para la toma de decisiones entre otras iniciativas que aportan mucha competitividad al campo argentino" señala Ezequiel Palacios, Director Asociado de la consultora.

Trabas y cambio de dinámica

No es tan fácil en todos los casos. Las principales barreras señaladas para la implementación de este tipo de estrategias  son la falta de agilidad organizacional (46%), seguida por la poca permeabilidad de la cultura para llevarlos a cabo (35,5%) y la falta de estrategia (24%).

"Es interesante ver que un 19,5% de la muestra dice no haber encontrado dificultades a la hora de implementar la transformación, que cuando abrimos el dato por tamaño de empresa vemos que en su mayoría proviene de las empresas más chicas. Esto podría estar señalando dos cosas: que para algunas los cambios implementados son superficiales como incorporar software para videoconferencias o herramientas de trabajo colaborativo para operar en remoto, que no requiere grandes adaptaciones, y por otro lado que las empresas más chicas tienen menos barreras burocráticas para cristalizar los cambios" señala Palacios.

Nuevos líderes, nuevos talentos

Cinco de cada diez empresas han reestructurado su organización para acelerar la transformación digital, incluyendo el funcionamiento del área de RRHH, destinando la mayor inversión a los procesos de aprendizaje y desarrollo (63,5%).

Con respecto al liderazgo, más del 70% afirma haber identificado en sus organizaciones líderes que cuentan con las competencias digitales que se requieren para la transformación y el 44,5% manifiesta que la mayoría o todos los directivos de su compañía poseen un estilo que fomenta la colaboración transversal, la innovación y el aprendizaje continuo. Según el informe, hay más conciencia de lo crítico que resulta contratar posiciones directivas relacionadas con la transformación digital a medida que crece el tamaño de la empresa. Las posiciones de Digital Strategy & Chief Data Officer son consideradas las más críticas.