Entre la rutina en casa y el preocupante desempleo, el trabajo es uno de los ámbitos de mayor transformación en la pandemia. El sismo del coronavirus podría reconvertir para siempre la estructura laboral. Un futuro que plantea nuevas habilidades y relaciones.  

El Grupo Adecco, dedicado a la consultoría en Recursos Humanos, presentó los resultados de su último estudio global para conocer la nueva era del trabajo. El estudio, realizado en mayo en países como Australia, Francia, Alemania, Italia, Japón, España, el Reino Unido y los Estados Unidos, plantea cinco claves de reconfiguración:

  •  El futuro es flexible: La investigación reveló que el mundo laboral está listo para un nuevo modelo "híbrido", con el 74% de los trabajadores encuestados diciendo que una combinación de trabajo en la oficina y remoto es la mejor manera de avanzar. El ideal universal de pasar la mitad de su tiempo en la oficina (51%) y la otra mitad trabajando remotamente (49%) trasciende geografías, generaciones y estado parental. Casi ocho de cada diez (77%) ejecutivos  dicen que las empresas se beneficiarán de una mayor flexibilidad.
  • Jornada laboral reducida: Más de dos tercios (69%) de los trabajadores están a favor del "trabajo orientado a resultados", mediante el cual los contratos se basan en la entrega en lugar de trabajar un número determinado de horas. Una alta proporción de ejecutivos (74%) está de acuerdo en que se debe revisar la duración de la semana laboral.
  •  Otro liderazgo: La pandemia exigió un nuevo conjunto de competencias. La inteligencia emocional ha surgido claramente como el rasgo determinante del líder exitoso de hoy, pero la brecha de habilidades blandas es evidente. Más de una cuarta parte (28%) de los encuestados dijo que su bienestar mental había empeorado debido a la pandemia, con solo 1 de cada 10 calificando a sus gerentes con una alta capacidad para apoyar su salud emocional.
  • Nuevas habilidades:  Hay apetito universal por la capacitación masiva. Seis de cada diez dicen que sus habilidades digitales han mejorado durante el aislamiento, mientras que otros dos tercios (69%) están buscando nuevas habilidades digitales en la era posterior a la pandemia. La fuerza laboral identificó una amplia gama de desarrollo de habilidades como importante, incluida la gestión remota del personal (65%), las habilidades blandas (63%) y el pensamiento creativo (55%).
  •  Ecuación de la confianza: Las empresas se han enfrentado al desafío de apoyar a su gente durante la crisis y, como resultado, la confianza en las corporaciones ha aumentado. el 88% dice que su empleador cumplió o superó sus expectativas al adaptarse a los desafíos de la pandemia y el 80% de los empleados cree que su empleador es responsable de garantizar un mundo laboral mejor después del COVID 

Home office y cuidado de la salud mental

El teletrabajo se impone y tiene impacto en la salud mental. Al respecto, Maria Roca, Coordinadora Científica de la Fundación INECO, destaca que es fundamental un análisis donde se establezcan cuáles son las reuniones primordiales y evitar el traslado de una agenda presencial a una digital. Advierte que "las reuniones por videoconferencia pueden generar una mayor demanda a nivel cognitivo y emocional". Advierte que la combinación de los mismos espacios para trabajo y ocio puede alterar ritmos biológicos y alienta a acompañar a los empleados en la construcción de una agenda para evitar desbordes.