Si bien todas las empresas están expuestas a recibir en algún momento una denuncia referida a acoso sexual, abuso de poder, maltrato laboral o ambiente hostil, la mayoría aún no cuenta con políticas de diversidad. Los resultados surgen de un Sondeo sobre “Diversidad en las organizaciones” realizado por PwC Argentina.

“El sector privado se encuentra ante el enorme desafío de actuar de manera adecuada para proteger al denunciante y conducir una investigación objetiva y profesional. En relación a este tema, cuando se les consultó por sus protocolos ante casos de denuncias, solo el 29% confirmó tenerlos, aunque no todos para cualquier tipo de situaciones. “En mi experiencia como consultor, encuentro que algunas organizaciones no están lo suficientemente preparadas para afrentar estos desafíos”, señaló Andrés Sarcuno, director de Forensic Services de PwC Argentina.

Entre las mayores falencias que se observan en materia de políticas de diversidad se destacan que los canales de denuncia no están habilitados para reportar situaciones de acoso, abuso o maltrato; falta de protocolos para evaluar y decidir el curso de acción ante una denuncia y comités de ética integrados solo por hombres que además rara vez tienen experiencia en el tratamiento de este tipo de casos.

Las políticas internas de las empresas, en su mayoría, no establecen de manera clara y precisa qué se entiende por abuso, maltrato o ambiente hostil, ni cómo proceder cuando una persona se encuentra en esa situación; sin embargo, en la encuesta realizada por PwC Argentina los entrevistados confirmaron que la mitad de las denuncias recibidas fueron por maltrato laboral.

Una de primeras acciones recomendadas a las organizaciones es realizar capacitaciones al personal donde se hable de diversidad e inclusión con foco en la igualdad de género. Con respecto a este tema, solo el 21% de las empresas ha realizado alguna en el último año.