Todo se reinventa en tiempos de coronavirus y teletrabajo. El liderazgo también está sacando unos cuantos trucos nuevos de la galera para alentar equipos motivados y comprometidos, donde cada uno de los integrantes se sienta cómodo con su rol. Todo un desafío que vale la pena asumir sin caer en sobredosis de videollamadas. 

Con creatividad, distintos especialistas de Recursos Humanos proponen varios ejercicios cortos que promueven interacciones menos formales y distienden el tono del formato zoom que por momentos puede ser agobiante. Si bien no reemplazan la vida social que se daba en la rutina presencial, contribuyen a romper el hielo. Las actividades on-line de teambuilding juegan un papel crucial para ayudar a las personas a conectarse mejor con los demás.

Desde la consultora Openmind C&D, detallan en un artículo varias ideas ingeniosas. Entre las más destacadas figuran: creando una historia (suman una oración por persona, al mejor estilo cadáver exquisito), monedas que cuentan historias (Cada persona lleva a la reunión una moneda. Una vez en la reunión se indica a los participantes que identifiquen el año en la cual fue expedida la moneda y recuerden algo significativo que sucedió ese año y lo compartan al grupo), adivinar la película (el clásico digalo con mímica pero en formato online), historias a través de objetos (pedirle a las personas que tomen un objeto que esté cerca a cada uno de ellos o que considere tiene valor para ellos y cuenten la historia), presentar el espacio donde trabajan, verdadero o falso (cada uno hace dos declaraciones sobre sí mismo y el resto adivina cuál es cuál), break de cine (compartir un link a todos con una película y mantener abierto el chat de mensajería instantánea para que los miembros del equipo puedan comentar), mascotas divertidas (cada uno toma una foto divertida de su mascota y después la presenta).

Nuevas formas de intercambio

Estos pequeños ejercicios se suman a propuestas como happy hour virtual, clases de cocina o coctelería, envío de kits de bienestar y shows por streaming que las empresas están ofreciendo a sus empleados como una forma de levantar la moral, motivar y unir al equipo de trabajo. 

Las opciones no se limitan sólo a las teleconferencias, sino que pueden darse a través de plataformas en los que se intercambien contenidos más vinculados al ocio. En la tecnológica Trello proponen el "Team building cocina": un delicioso desafío culinario para mejorar la cohesión del equipo remoto. El reto consiste en elegir un ingrediente al azar cada mes y usarlo para cocinar un plato. El objetivo es que las personas compartan las recetas que prepararon con ese ingrediente específico. (en el caso de Trello, a través de sus tableros virtuales). En el caso de esa empresa, el resultado fue alentador, según comentan en una nota: "En los últimos 6 meses, este tablero se convirtió no sólo en un punto de reunión para todos los participantes de este reto , sino también en un archivo para *todo* tipo recetas. El entusiasmo y la colaboración de los participantes permitió que nuestro libro de cocina virtual sea de fácil lectura y consulta, y por eso ha sido todo un éxito".