Desde tractores y autos a caños y sistemas de aire acondicionado. Las subastas virtuales realizadas por las empresas atraen a un público creciente que busca oportunidades. Lotes grandes ofertados en los últimos meses apuntalaron la popularidad de un sistema de compra venta que tuvo que encontrar en la web su espacio lógico en pandemia. 

Una de las firmas con más trayectoria en la actividad, Monasterio Tattersall Activos, que  posee más de 100.000 activos vendidos, realizó una guía con consejos para quien quieren participar. Recientemente llevaron a cabo una subasta de Techint por fin de obra y reunió más 60.000 personas interesadas. Destacan además que están creciento también los remates internos de empresas, por ejemplo por renovación de flotas de autos. 

Según comentan,  se modificó la instancia previa que es de gran importancia, la exhibición de los lotes a vender. Si bien todos los lotes cuentan con fotos, videos y descripciones detalladas, la forma actual es una exhibición virtual, dónde personal de la firma martillera, en días y horarios establecidos, ofrece asesoramiento personalizado mediante video llamadas, mensajes, etc. "Recibimos todo tipo de consultas. Nos piden, por ejemplo, que prendamos el motor de un auto, o que les digamos si hay olor a tabaco en su interior. Recientemente una consulta fue por video llamada con la participación de un mecánico contratado por un posible comprador, para poder evacuar así todas las dudas. Somos los ojos de las personas que llaman", afirma Martín Ruiz, Gerente Comercial, División Subastas de Activos de Monasterio Tattersall.

 Comparten los 6 tips más relevantes para operar:

  •  Sentirse invitado y confiar en la empresa martillera.
  •  Entrenamiento para familiarizarse con el proceso. Una buena manera de entender la metodología y funcionamiento de la subasta es presenciar subastas previas, puede ser solo como espectador, para poder sacar conclusiones de la dinámica y de los valores.
  •  Informarse. Se recomienda despejar todas las dudas con antelación, para llegar con la mayor información posible de los lotes al momento del remate.
  •  Investigar valores de mercado y la búsqueda de oportunidad de negocio. Es ideal llegar a la subasta con el conocimiento del valor real de mercado del lote de interés, por ejemplo de un vehículo, porque eso permite tener un precio de referencia como guía, para ofertar por debajo de ese precio y culminar haciendo un buen negocio.
  • Términos y condiciones. Este es un punto importante a leer, ya que tiene que ver con los costos del remate. Si la oferta tiene incluido el IVA, si existen gastos administrativos, si es un monto fijo o proporcional, porque todo eso impactará en el valor del bien. Si se puede comprar en comisión, si hay que transferirlo, etc.
  • En qué momento ofertar. Aconsejan no esperar a los últimos segundos para hacer la oferta, porque en ese momento juega la ansiedad o la falta de experiencia que pueden llevar a equivocarse. Recomiendan hacer al menos una oferta horas antes del cierre, y esperar al final para constatar que lo den como ganador.

La próxima subasta multiempresa de Monasterio Tattersall Activos será el 27 de noviembre y saldrán a remate bienes como 8 Toyota Hilux 4x4, Lotes de maquinaria y equipos de Informática (servidores, UPS, etc.).