Llegan las Fiestas, las ganas de celebrar y las compras de fin de año. Las fechas especiales son oportunidades únicas para el comercio en términos de ventas. Se trata de un periodo ideal, pero también uno en donde habrá que planificar el stock y organizar la estructura con el objetivo de diferenciarse y seducir al consumidor.

Para aprovechar de la mejor manera posible esta temporada de villancicos y festejos, la empresa de soluciones tecnológicas Increase, presentó una guía con recomendaciones clave para que los negocios puedan mejorar sus ventas.

En primer lugar, es importante que las tiendas potencien al máximo posible su capacidad para diferenciarse de competidores. ¿De qué forma? Las promociones, la financiación y la omnicanalidad son algunas de las recetas posibles. Será importante gestionar el stock de manera correcta y adaptar los productos a la temporada festiva. Esto implica ofrecer novedades y kits especiales para las fiestas, por ejemplo.

Por otro lado, es bueno crear una imagen navideña para la marca, relacionada con su identidad, tanto en la ambientación y decoración del negocio como en la tienda on line. Otras herramientas es recomendar productos: ayudar a los clientes sugiriéndoles tendencias y posibilidades. Se podrán subir a las redes sociales del negocio.

Es fundamental optimizar la web para facilitarle al usuario lo máximo posible la compra en el sitio. Procurar que la página cargue rápido, que tenga diseño atractivo y que se pueda navegar bien desde el celular. Sugieren usar la emoción en las campañas que se realicen en todos los canales: pensar en las personas y en los sentimientos que despiertan las Fiestas para generar empatía con los potenciales consumidores.

La empresa propone además:

  • Empoderar a los vendedores: brindarles la capacitación y toda la información necesaria sobre los productos, disponibilidad y opciones de entrega. Esto agiliza la venta y ofrece valor al cliente.
  • Contar con varios canales de venta: es fundamental brindar una experiencia omnicanal, convirtiendo a la tienda física, por ejemplo, en un centro de distribución o pick up store. Avisar con anticipación los horarios del negocio.
  • Ofrecer diversos medios de pago: aceptar tarjeta de crédito y débito es una de las claves. De esta forma, aumenta el ticket promedio; se evita perder ventas y se capturan las "ventas impulsivas". Dar más facilidades fideliza a los clientes, genera nuevos y vuelve al comercio más fuerte frente a su competencia.

Por último, mantener actualizadas las redes sociales. La implementación de estas herramientas hará la diferencia en términos de facturación, eficiencia y competitividad. No hay fórmulas mágicas, pero hay recomendaciones básicas que los negocios pueden seguir para potenciarse y aumentar las ventas.