Zoom añora hoy más que nunca los días en que el mundo usaba su plataforma para hacer reuniones, clases, eventos, "zoompleaños" y hasta "zoompamentos". Es que hoy los mercados le confirmaron lo que ya se veía venir: el brillo de Zoom se está apagando lentamente. Con la rutina volviendo a la normalidad en todo el mundo, el crecimiento de la empresa tuvo una marcada desaceleración en el tercer trimestre, y Wall Street respondió: las acciones de Zoom se derrumbaron un 18%, uno de los peores días de su historia. 

Aunque mantiene un crecimiento impresionante —alrededor del 500% desde el 2019, cuando debutó en la bolsa—, Zoom sabía que eso no iba a durar. Después de llegar a un máximo en su cotización de mercado en octubre de 2020, en coincidencia con los momentos más álgidos de la pandemia, ahora podría perder hasta unos 100.000 millones de dólares en su valoración, una caída del 62%.

Zoom ya sabía que la pospandemia iba a ser complicada para las empresas que se sustentan de la virtualidad, y también lo sabía el mercado. Por eso, no fue la compañía que dirige Eric Yuan la única que sufrió la baja en sus acciones. Los títulos de Peloton Interactive, una compañía de fitness virtual, y las de Teladoc Health, de atención médica online, también se fueron para abajo. La empresa de gimnasia debió ceder la mayor parte de sus ganancias, mientras que la plataforma de salud volvió a niveles de marzo de 2020. La conclusión es clara: están terminando los buenos tiempos para las empresas que se beneficiaron del aislamiento por la pandemia. 

 

En números, el tercer trimestre le dejó a Zoom un 35% más de ingresos y un 12% más de rendimientos. Zoom tuvo un buen crecimiento de clientes que contribuyen con más de 100.000 dólares al año: pasó de 2.278 el 31 de julio a 2.507 el 31 de octubre. “Esperamos cerrar el año en USD 4.079 a USD 4.081 mil millones en ingresos totales, lo que representa un crecimiento interanual del 54%, con fuertes ganancias y un crecimiento del flujo de caja operativo”, dijo Eric Juan, fundador y director ejecutivo de Zoom.

¿Por qué tan malos rendimientos en el mercado, entonces? Los analistas e inversores se basan en la comparación interanual, y es ahí donde Zoom pierde. Porque, al confrontar el crecimiento del 2020 con el de 2021, se evidencia una enorme desaceleración. Los ingresos de Zoom aumentaron un 35% con respecto al año anterior en el trimestre, que finalizó el 31 de octubre, desacelerando el crecimiento del 54% en el trimestre anterior. Para los últimos tres meses del año, el crecimiento esperado es de apenas 19%.

Quizás es mejor no mirar para atrás. El crecimiento de los ingresos estuvo por encima del 300% tan recientemente como el trimestre que terminó en enero. Ahora Zoom ha informado de su crecimiento más lento desde al menos 2018, antes de su oferta pública inicial de 2019.

“Si bien somos positivos sobre las iniciativas estratégicas y las inversiones de Zoom en áreas clave de crecimiento, nos resulta más difícil que nos guste una acción con un crecimiento en desaceleración más pronunciada y una presión incremental sobre la rentabilidad”, escribió Deutsche Bank en una nota del martes.

Una luz al final del túnel

No todo es malo para Zoom, sin embargo. El aumento de clientes que gastan más de 100.000 dólares anuales evidencia que la plataforma se está expandiendo en las grandes empresas, y el software Zoom Rooms de la compañía está creciendo a medida que las organizaciones equipan salas de conferencias para reuniones con participantes que no están en el lugar.

La estrategia de la sala de conferencias se ha vuelto aún más importante de lo que era antes de la pandemia”, dijo Kelly Steckelberg, jefe de finanzas de Zoom, en una llamada de Zoom con analistas.

Son cada vez menos los clientes pequeños que recurren a la plataforma

Durante el trimestre, Zoom dijo que había cancelado su plan para adquirir el proveedor de software de centro de contacto en la nube Five9 por 14.700 millones de dólares. Al anunciar la noticia, Zoom dijo que su propio software de centro de contacto en la nube se lanzaría a principios de 2022.

"Los patrones de uso para los clientes más pequeños de Zoom continúan normalizándose y podrían seguir siendo un obstáculo durante dos o tres trimestres más", dijo el analista de Oppenheimer Ittai Kidron en un informe. "Sin embargo, nos alienta la ejecución con clientes más grandes y las continuas ganancias de lujo", cerró.