Zoom, la plataforma de videollamadas que ganó una enorme popularidad por la pandemia del coronavirus (Covid-19) anunció este jueves que abandonará la compra de Five9, una empresa de contact center en la nube, de común acuerdo. La operación se había cerrado en julio por unos 14.900 millones de dólares y se esperaba concretar a mediados de 2022, pero no logró la aprobación de los accionistas de Five9, que temían por las investigaciones que estaba realizando el Departamento de Justicia de Estados Unidos sobre la operación.

Con el fracaso de la compra, Zoom pierde la oportunidad de expandir su negocio en la pospandemia, donde deberá enfrentarse a una ralentización de sus ganancias, una desaceleración de su crecimiento orgánico y una menor cantidad de sesiones por la vuelta gradual a la presencialidad en todo el mundo. En este sentido, Five9 era una oportunidad perfecta, ya que le ofrecía el segmento de softwares de contact centers en la nube y contaba con más de 2.000 clientes. 

De todas formas, Eric Yuan, CEO de Zoom, dijo en un comunicado este jueves que la empresa todavía planea lanzar su propia solución de centro de contacto basada en la nube a principios de 2022, que se llamará Zoom Video Engagement Center. En el documento, declaró que estaban "entusiasmados con los beneficios que esta transacción brindaría a las partes interesadas de Zoom y Five9, incluido el potencial a largo plazo para ambos grupos de accionistas", pero que "la disciplina financiera es fundamental para su estrategia”.

El acuerdo ya había sido anunciado por ambas empresas

Por su parte, Five9, cuyas acciones cayeron un 2% desde el anuncio, comunicó que “tuvieron la oportunidad de relacionarse ampliamente con sus accionistas desde el anuncio de nuestra transacción”, y que ellos le habían manifestado que confiaban en que la empresa tiene "un importante potencial de creación de valor como independiente".

De haberse concretado, la operación habría sido el tercer acuerdo tecnológico más grande anunciado en 2021, después de la compra de Nuance por parte de Microsoft, con un valor de 19.700 millones de dólares incluida la deuda, y el acuerdo de Square para comprar Afterpay de Australia por 29.000 millones de dólares, lo que equivale a una prima del 30%.

Pese a la negativa de la operación, muy inusual en el mundo de los negocios, Five9 dijo que continuaría la asociación con Zoom que estaba vigente antes del anuncio. Este acuerdo consiste en el ZoomPhone, para el que Five9 proveerá su software de contact centers, y la "experiencia de consulta Agente-Experto", que permite a los agentes de contact center obtener asistencia de expertos vía Zoom durante una llamada.

Con el final de la compra también terminarán las investigaciones del Departamento de Justicia, que sospechaba de las conexiones que tenía Five9 con China, algo que podría haber derivado en "problemas de seguridad nacional". Zoom había insistido que ya habían hecho "presentaciones ante las diversas agencias reguladoras aplicables" y que los procesos de aprobación "estaban procediendo como se esperaba". No habrá más lupas sobre Zoom, pero tampoco habrá oportunidades para aterrizar en un negocio emergente.