La actriz Esmé Bianco, conocida principalmente por interpretar a Ros en Game of Thrones, denunció al músico Marilyn Manson y a su exmanager, Tony Ciulla, por violación, agresión y otros actos de violencia sexual. Además, la demanda asegura que Manson y la compañía de Ciulla  violaron las leyes de trata de personas al traerla de Londres a Los Ángeles bajo la pretensión de que estaría actuando en un video musical que nunca salió y una película que nunca se hizo.

La demanda fue presentada hoy en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Central de California y acusa a Manson, cuyo nombre real es Brian Warner, de usar "drogas, fuerza y amenazas de fuerza para coaccionar los actos sexuales de la Sra. Bianco en múltiples ocasiones". "El señor Warner violó a la Sra. Bianco alrededor de mayo de 2011", sostiene el texto.

"Estos actos incluyen azotar, morder, cortar y azotar las nalgas, los senos y los genitales de la señora Bianco para la satisfacción sexual del Sr. Warner, todo sin el consentimiento del demandante", agrega la demanda, que afirma además que Manson "cometió actos sexuales" con Bianco en momentos en que ella estaba inconsciente o no podía dar su consentimiento.

La actriz fue manipulada y violada por Manson, según la denuncia

La actriz británica fue una de las tantas mujeres que acusaron al rockero de abuso o acoso sexual. De hecho, ya en febrero había detallado en una entrevista con la revista New York el presunto abuso que había cometido Manson cuando eran pareja en 2011. Con la demanda de hoy, agrega nuevos reclamos y constituye así la primera acción legal contra Manson desde que surgieron acusaciones de abuso sexual y físico este año.

Por otra parte, la demanda citada por Rolling Stone alega que Manson y Ciulla violaron la Ley de reautorización de protección de víctimas de trata. Ciulla Management, la compañía fundada por Ciulla que ha administrado a los Yeah Yeah Yeahs, Rob Zombie, Tove Lo y otros a lo largo de los años, también se menciona como demandada en el último reclamo. Ciulla representó a Manson durante más de 25 años antes de cortar lazos con él en febrero tras las acusaciones de agresión.

Fraude, manipulación y drogas

Bianco denunció que Manson "empleó el fraude" para que la actriz fuera a Estados Unidos y apareciera en el video musical de la canción "I Want to Kill You Like They Do in the Movies" y en una película de terror basada en las obras de Lewis Carroll llamada Phantasmoagoria que, finalmente, nunca se hizo.

"Prometió oportunidades laborales que nunca aparecieron mientras se metía en su proceso de visa", dice la denuncia. "Al insertarse en el proceso de visa de la Sra. Bianco, el Sr. Warner pudo controlar a la Sra. Bianco amenazando con retirar el apoyo si ella no lo contentaba", explica el texto. En un momento, afirma, él le impidió escapar encerrándola en un dormitorio.

La actriz había viajado a Estados Unidos en 2011 para filmar una película que nunca se hizo

Las acusaciones siguen. Bianco también denunció que Manson la obligó a hacer "trabajo no remunerado", como preparar y servirle a comida al cantante y sus invitados, limpiar su departamento, brindar asesoría, prestar su voz para coros en el álbum Born Villain - que nunca se le acreditaron - y ofrecerse a él y a sus invitados para que "la nalgueen". Según el texto, como Manson había llevado a Bianco a Estados Unidos y le había dado vivienda, él interpretaba que ella "le debía trabajo e intimidad sexual".

Además de sus acusaciones de abuso sexual, Bianco afirma que Manson la controló dándole drogas y privándola de comida y sueño. Esto fue, dice la demanda, "para debilitarla física y mentalmente y disminuir su capacidad para rechazarlo". Bianco busca una indemnización no especificada por el abuso que dice haber sufrido.

En este sentido, señaló a Ciulla y su gestora como otros responsables del abuso, ya que se beneficiaron económicamente de que la violencia continuara. De acuerdo con la denuncia, Ciulla Management estaba al tanto de la forma en que el asistente de Warner servía como "niñera" cuando el cantante no estaba presente.

La ley Phoenix para sobrevivientes de abuso, co-creada por Bianco

Bianco destacó su papel en la Ley Phoenix, la ley de California que amplía los derechos de los sobrevivientes de abuso doméstico, defendida por la actriz Evan Rachel Wood, quien también acusó a Warner de abuso . “Como millones de sobrevivientes como yo sabemos dolorosamente, nuestro sistema legal está lejos de ser perfecto”, dijo la actriz al medio citado.

"Es por eso que co-creé la Ley Phoenix, una ley que brinda un precioso tiempo de curación adicional a miles de sobrevivientes de violencia doméstica. Pero mientras lucho por un sistema legal más justo, también estoy ejerciendo mi derecho a exigir que mi abusador rinda cuentas, utilizando todas las vías disponibles para mí", agregó.

“Durante demasiado tiempo, mi abusador no ha sido controlado, gracias al dinero, la fama y una industria que hizo la vista gorda”, denunció. "A pesar de las numerosas mujeres valientes que se han pronunciado en contra de Marilyn Manson, innumerables sobrevivientes permanecen en silencio y algunas de sus voces nunca serán escuchadas. Mi esperanza es que al aumentar la mía, ayudaré a evitar que Brian Warner destroce más vidas y empoderar a otras víctimas para que busquen su propia pequeña medida de justicia", concluyó.

Otras actrices que apuntaron contra Marilyn Manson

La actriz Evan Rachel Wood había hecho en febrero fuertes declaraciones sobre su ex, que se sumaron a las de al menos otras cuatro mujeres identificadas como Ashley Walters, Sarah McNeilly, Ashley Lindsay Morgan y Gabriella. Todas ellas se expresaron a través de sus cuentas de Instagram y contaron cruentas vivencias que tuvieron con el músico. Sus acusaciones incluyen: conducta sexual inapropiada, manipulación y algunas alegan haber estado cautivas contra su voluntad y abuso físico.

La actriz Rose McGowan, quien fue la primera novia conocida de Marilyn Manson en los años noventa y una de las denunciantes del exproductor Harvey Weinstein, le envió un mensaje de apoyo a Evan Rachel Wood luego de que la actriz denunciara al músico por abusos sexuales y maltrato psicológico.

"Estoy con Evan Rachel Wood y otras mujeres valientes que han hablado. Se necesitan años para recuperarse del abuso y les envío fuerzas en su viaje hacia la recuperación. Que se revele la verdad. Que comience la curación", escribió McGowan en Twitter.

Ashley Walters, quien dijo haber trabajado para Manson como asistente personal, contó que el músico con frecuencia "se volvía violento" y tiraba objetos por el aire. Además que le ofreció tener encuentros sexuales con colaboradores y que la acosó incluso cuando terminó su relación profesional.

"Fui abusada emocionalmente, aterrorizada y lastimada. Me encerraban en habitaciones cuando me portaba 'mal', a veces fui forzada a escucharlo estando con otra mujer", escribió por su parte Sarah McNeilly. "Me alejé de ciertos amigos porque si no él me amenazaba y decía que iría tras ellos. Creo que le gusta arruinar la vida de las personas. Quiero que Brian rinda cuentas por su maldad", sumó.

En tanto, Gabriella, artista conocida como SourGirrrl, publicó: "La razón por la que estoy compartiendo esta experiencia traumática es para mi curación y porque no haré más silencio. No creo que sea justo que alguien no rinda cuentas por sus horribles acciones. No soy una víctima. Soy una sobreviviente", agregó además de acusar a Manson de amarrarla y violarla en varias oportunidades, obligarla a drogarse y exigirle que hiciera un pacto de sangre con él.

Por último, Ashley Lindsay Morgan aseguró que "no se le permitió comer, dormir ni salir" de la casa de Manson. Además dijo que fue cortada y quemada y que el músico le pidió que le trajera objetos nazis siendo ella judía. Todas las mujeres concluyen sus relatos contando que sufrieron problemas de salud mental tras su vínculo con Brian Warner.

Qué dijo Manson sobre las acusaciones

El rockero estadounidense Marilyn Manson aseguró en febrero que las afirmaciones "son horribles distorsiones de la realidad", aunque su compañía discográfica le rescindió el contrato. Brian Warner, tal el nombre del artista de 52 años, recurrió a Instagram para defenderse de las acusaciones lanzadas por la actriz Evan Rachel Wood, con quien mantuvo una relación de pareja entre 2007 y 2010, y otras mujeres.

"Obviamente, mi arte y mi vida han sido durante mucho tiempo imanes de controversia, pero estas afirmaciones recientes sobre mí son horribles distorsiones de la realidad. Mis relaciones íntimas siempre han sido totalmente consensuadas con parejas de ideas afines. Independientemente de cómo, y por qué, otros ahora eligen tergiversar el pasado, esa es la verdad", dijo el autor de "Antichrist Superstar".

Sin embargo, y pese a su alegato de defensa, Manson fue desvinculado de Loma Vista Recordings, su sello discográfico: "A la luz de las inquietantes acusaciones de hoy de Evan Rachel Wood y otras mujeres que nombran a Marilyn Manson como su abusador, Loma Vista dejará de promover su trabajo de manera inmediata", escribió el sello en Instagram. Y sumaron: "Debido a estos testimonios preocupantes, también hemos decidido no trabajar con Marilyn Manson en ningún proyecto futuro".