Amazon Studios cerró su programa abierto de guiones para contenidos que mantenía desde el inicio de la actividad del gigante del e-commerce en 2010. Esto implica que Amazon ya no recibirá guiones e ideas para contenidos que no sean expresamente solicitados. Lo que transforma a uno de los nombres más importantes en el SVOD en lo más parecido a un estudio "tradicional" o a su rival Netflix.

La medida provino despuès de la caída en desgracia -por denuncias de abusos sexuales- del fundador de Amazon Studios, Roy Price, reemplazado luego por Jennifer Salke, ex presidente de NBC Entertainment, es decir un peso pesado del negocio. Pero el CEO de Amazon, Jeff Bezos, ya deseaba que la firma se centrara en contenidos de gran presupuesto -y gran público. Lo que se confirma con el trato que logró la empresa para conseguir los derechos de El Señor de los Anillos y realizar una serie con la novela, a la manera de Game of Thrones.

El programa de recepción de guiones fue un gran èxito de marketing, no tanto en el desarrollo de contenidos. Pero le otorgaba un diferencial al nombre de Amazon, más "amigable" que Netflix. Pero la competencia es enorme y las empresas que desean permanecer en el juego planean gastar hasta u$ 20 millones por hora de televisión. Es decir, orientarse al gran espectáculo. Finalmente, ese es también el juego de Amazon, y la caída de su programa "amigable", una demostración de que la competencia es feroz.. De todos modos, Amazon comunicó que su herramienta para el desarrollo de guiones Storybuilder seguirá disponible. Una pequeña compensación.