Para entender cómo se ha reconfigurado el mapa audiovisual y qué previsiones de comportamientos tienen las grandes empresas del sector respecto de los usuarios, es bueno ver cuánto van a gastar en 2021 para sostener una gran oferta de contenidos originales. Un estudio de Wells Fargo publicado por Variety muestra que el gasto será mayor al de 2020, cuando el streaming estalló a causa de la pandemia de Covid-19. Y que a la cabeza del gasto está Disney, que invertirá más de 30.000 millones de dólares en contenidos durante el año.

Detrás de Disney aparecen NBCU (18.000 millones de dólares), Netflix (17.400) y WarnerMedia (16.700). El estudio estima que casi 650 del gasto de NBCU irá a su plataforma Peacock y que 1800 de WarnerMedia, a HBO Max. Segundo dato importantísimo: Netflix, en realidad, es de todos el que más invierte en streaming. Porque este gasto en contenido contempla aquello que no se hace directo para plataformas y, muy importante, la producción en deportes. Disney tiene ESPN (y lo que resta de Fox), por ejemplo. El único que no genera esta clase de contenido en vivo es Netflix.

Y este "gasto" contempla, además, compra de derechos de transmisión (deportivos pero no solamente) además de la construcción de franquicias. Netflix, otra vez el centro del asunto, invierte casi específicamente en crear marcas propias. Es una apuesta muy arriesgada, pero la única posible si se tiene en cuenta qué -y de qué tamaño son- las bibliotecas y las marcas que tienen sus competidores. Eso explica el gasto y por qué es, proporcionalmente hablando, el de mayor inversión en la creación de contenidos.

Otro dato: todo lleva a una mayor concentración. Cuando termine la compra de Discovery por WarnerMedia el año próximo, se estima que la compañía quedará segunda en cantidad de dinero empleada en la creación de contenidos por detrás de Disney. Y que tarde o temprano, quienes no tienen interés en crear plataformas propias (por ahora, Sony o Viacom, que licencian producción a los otros) podrían ser adquiridos por alguna firma con interés en convertirse también en estudio. Apple es la candidata -hubo rumores de que quiso comprar Netflix en 2017-, pero por ahora no aparecen en sus planes convertirse en estudio, como sí lo hizo Amazon.

Más notas de

Leonardo Desposito

Amazon anunció el estreno de la nueva El Señor de los Anillos

La primera imagen de El Señor de los Anillos según Amazon

Cuatro clásicos con mujeres fatales en la grilla de Qubit.TV

La fatal Rita Heyworth en Gilda

El otro lado del éxito de taquilla en la post-pandemia

Dwayne Johnson y Emily Blunt en Jungle Cruise

Cine italiano, música para chicos, y buen teatro para salir

Cine italiano, música para chicos, y buen teatro para salir

España: erotismo y burla entre la Transición y el destape

España post Franco: El fascista, la beata y su hija desvirgada

Películas políticas que no sabías que eran políticas

Kate Winslet yLeonardo DiCaprio en TItanic, también filme político

Cines de EE.UU. en guerra con las plataformas de streaming

Space Jam, víctima del SVOD

Netflix apuesta por contenidos propios y no compra empresas

The Witcher, uno de los contenidos estrella de Netflix

Cuatro "películas de chicos" para disfrutar todos en Netflix

Los Mitchell vs. las máquinas, gran animación de Netflix

El "pase sanitario" destroza cines en Francia

Kaamelott, película herida por las restricciones sanitarias en Francia