La actriz italiana Asia Argento acusó al director estadounidense Rob Cohen, realizador de películas como Rápido y furioso (2001), de drogarla y abusar sexualmente de ella durante el rodaje del filme Triple X (2002), que se estrenó hace 18 años.

"Es la primera vez que hablo de Cohen", dijo Argento en una entrevista que dio al diario Il Corriere della Sera la intérprete de 45 años, una de las voces más destacadas del movimiento "Me Too" contra el acoso sexual en la industria del entretenimiento, según informó DPA.

"Él abusó de mí, haciéndome beber GHB, tenía una botella", dijo en alusión a un anestésico de acción rápida usada en algunos casos de violación. "En ese momento realmente no sabía qué era. Me desperté por la mañana desnuda en su cama", agregó la intérprete que recoge estos hechos en su autobiografía Anatomia di un cuore selvaggio ("Anatomía de un corazón salvaje").

El hecho ocurrió hace dos décadas en el rodaje de la mencionada película de acción, protagonizada por Vin Diesel. Entonces Cohen había logrado un enorme éxito con la primera película de Rápido y furioso, que además había consagrado a Diesel como héroe de acción. La hija del director Dario Argento dijo que todo fue contra su voluntad: "Yo verdaderamente no lo deseaba, este hombre no me gustaba, no hubo ningún consentimiento por mi parte".

Por otro lado, manifestó que en un primer momento se culpó a sí misma de aquellos hechos, algo frecuente en los casos de abusos sexuales en la industria del cine, como viene denunciando por su participación en el movimiento "Me Too", del que fue una de sus impulsoras tras denunciar en 2017 haber sido o violada por Harvey Weinstein durante un festival de Cannes cuando tenía 21 años.