Mientras el panorama político y económico presenta enormes turbulencias, la vida sigue y septiembre se inaugura con cuatro películas nacionales en el top ten. Repiten El Ángel en el primer lugar y Mi obra maestra en el segundo; El amor menos pensado se mantiene en el sexto puesto, y la novedad La quietud, melodrama de Pablo Trapero, debutó en el cuarto puesto. Ningún filme logró superar los 100.000 espectadores, pero entre el nerviosismo económico, el fin de mes y que fines de agosto y principios de septiembre son siempre fechas de temporada bajísima, se puede considerar que fue un buen fin de semana, aún cuando la baja respecto del anterior fue de un 21%.

Veamos cada una en particular. El Ángel superó la barrera del millón de espectadores, como se preveía. Lo logró antes del jueves y acumula 100.000 espectadores más. Probablemente no llegue al millón y medio pero resulta un número mucho más que decoroso para la producción nacional, que no tuvo buenos números incluso si la venta de entradas en general no es mucho menor a la de años anteriores.

La pérdida intersemanal de espectadores fue del 21%, pero normal para esta época del año

Mi obra maestra es, si se ven los números de "pérdida" de espectadores semana a semana, la que mejor funciona en el boca a boca. Para ver el cuadro completo: El Ángel perdió entre el anterior fin de semana y el último, un 36,44% de su convocatoria, mientras que Mi obraà solo tuvo una baja del 21,52%. Es decir, si bien tuvo menos espectadores en total, fue el filme nacional que mejor funcionó.

El amor menos pensado probablemente termine su carrera en salas con más que buenos 800.000 espectadores, y está muy bien que se mantenga entre las películas más vistas. Tiene una convocatoria pareja, también funciona muy bien en el boca a boca aunque, ya en los tramos finales de su permanencia en pantallas, es la que más "pierde" entre semanas. Es normal y los números son muy buenos dado el estado del mercado.

La quietud, sin embargo, fue un lanzamiento mucho menos exitoso de lo que se esperaba, si se tiene en cuenta que la anterior película de Trapero -El Clan- superó con creces los 2,5 millones de espectadores. Es raro, de todos modos, lo que pasó con la película, que no tuvo malas críticas y no carece de elenco atractivo. Quizás el tema resultase menos "vendible" en tiempos de consumos más bien instantáneos. De todos modos, fue el mejor estreno.

En el resto de la tabla se ven cosas un par de rarezas. Ninguno de los estrenos estadounidenses pasó de la mitad de tabla, mientras siguen sumando muy bien dadas las circunstancias la película de aventuras Megalodón y Hotel Transylvania 3. Aquí un detalle interesante: en ambos casos, los filmes hicieron mucho más en nuestro mercado (y en el internacional en general, siempre proporcionalmente) de lo que recaudaron en su territorio de origen. Es para estudiar la idea de un "cine internacional" que existe más allá de la localía norteamericana, y que el dominio en ese territorio se traduce, también, en dominio en la exhibición y la distribución. Como hemos dicho en otras notas, Hollywood piensa cada vez más fuera de sus fronteras que dentro para generar negocios.