El actor británico Regé-Jean Page se despedirá de su personaje en Bridgerton, la serie creada por Shonda Rhimes que produce Netflix. Simon Basset, el duque de Hastings que encarna el actor, no aparecerá en la segunda temporada de la serie, según así se lo hicieran confirmar los productores a través de la cuenta oficial de Twitter del personaje de Lady Whistledown, la narradora de la ficción.

"Con los ojos puestos en la búsqueda de una vizcondesa por parte de Lord Anthony Bridgerton, debemos decir adiós a Regé-Jean Page, que interpretó triunfalmente al duque de Hastings", señala una breve carta firmada por Whistledown en la que reconoce que se echará de menos "la presencia en cámara del actor" y que éste "siempre formará parte de la familia Bridgerton".

La segunda entrega de la serie estará basada en el libro El vizconde que me amó y su rodaje está previsto que arranque esta misma primavera. El intérprete podría incorporarse a la saga de James Bond como el nuevo agente 007, en reemplazo de Daniel Craig.

Bridgerton fue, hasta enero, la serie más vista de Netflix en el año (y una de las más vistas en toda la historia del SVOD). Más allá de que tiene fans devoto, el hecho de tener en su casting actores negros en roles que no podrían haber cumplido con algo de rigor histórico fue tanto alabado como discutido, especialmente el personaje de Regé-Jean Page, justamente. Ahora el rumor de ser el "nuevo Bond" desplaza a otro candidato, Idris Elba, también actor negro.