Con 543.000 espectadores durante el fin de semana, los números vuelven a acomodarse para el negocio cinematográfico. De aquí en adelante, aunque habrá fluctuaciones, es esperable que arranque la temporada alta, cuyo primer hito fue Capitana Marvel y el próximo, Avengers-Endgame, la que todo el mundo espera sea la película más recaudadora del año (y algunos creen que de la historia... veremos). Volviendo a este fin de semana, hubo tres películas que superaron los 100.000 espectadores, más el estreno nacional más fuerte en lo que va del aún joven -pero ya no niño- 2019. Dumbo en segunda semana tuvo más de 161.000 espectadores, lo que le permitió mantener el primer puesto del top ten. La novedad de superhéroes Shazam! se quedó con el segundo lugar con muy buen público, tercero fue para el filme de terror Cementerio de animales, y cuarto, el nacional 4x4, que tuvo un arranque más que interesante. En total la lista incluyó cinco estrenos, dado que hay que sumar Palau: la película y Van Gogh: a las puertas de la eternidad. Primer dato: la gente quiere novedades.

No figuran en el reporte las cifras del Bafici, que llevó a miles de personas al cine en el fin de semana

Segundo dato: la gente quiere novedades dentro de lo que espera siempre, aunque hay un resquicio para otras cosas. Veamos las películas que "renovaron" en la primera mitad de la tabla: una de superhéroes, una de terrror basada en Stephen King, una nacional con mucha campaña de prensa, género (suspenso) y un actor joven y reconocido. Es decir, lo que siempre funciona. Palau: la película es una especie de decepción: es una película sobre un líder religioso, bancada por una iglesia evangelista. El año pasado, el (pésimo y cuasi invisible) filme sobre el fundador de otra iglesia llevó más de 100.000 espectadores, porque esa franquicia religiosa se encargó de comprar y regalar entradas (de a miles). En este caso todo es más normal (lo que demuestra la enorme desproporción de lo que sucedió aquella vez).

Tercer dato: 4x4 funcionó muy bien. Hay que comparar su resultado con el resto de la lista: es una película estrictamente para adultos, es argentina, carece de efectos especiales o estar asociada a alguna franquicia. Es decir, va a contrapelo de todo lo que permite "ganar" en el top ten, aunque por cierto la próxima película de Juan José Campanella (El cuento de las comadrejas, que va en mayo) seguramente gane en las mismas circunstancias, salvo que en ese caso se tratará de un filme menos crudo y probablemente -aunque es una historia de humor negro- para un público más amplio. Pero es la excepción a la regla. En las actuales circunstancias, lo de 4x4 es muy bueno, peleando incluso contra críticas injustas que decidieron pegarle ideológicamente de un modo automático, casi como si no se hubiera entendido (y no es difícil...) la película. Es decir: la crítica ideológica no funciona (por suerte) ya como un modificador de taquilla.

Último dato. La taquilla está, esta semana, incompleta: falta el público que llenó las salas del Bafici (las ocho del Multiplex Belgrano y otras 29 locaciones, entre cines tradicionales, exhibiciones al aire libre, muestras en espacios no convencionales, etcétera) que realmente se llenaron, incluso con cambio de sede (de Recoleta a Belgrano) y bastante "resistencia" por parte de cierto periodismo ante esa mudanza. El público se mueve independientemente de la opinión.