El Festival Internacional de Cine de Cannes, uno de los eventos artísticos más importantes de la industria audiovisual de cada año, anunció un plan de contingencia en el caso de que la próxima edición deba retrasarse por la pandemia de Covid-19. El director artístico de la muestra, Thierry Frémaux, anunció que, además de la tradicional ventana del 11 al 22 de mayo del próximo año, se reservaron tres alternativas: las dos primeras semanas de julio, las dos últimas semanas de julio y las dos primeras semanas de agosto de 2021. La intención es que Cannes -en las palabras del propio Frémaux- se convierta en el "primer gran evento post-pandemia", pero el panorama incierto obliga a tomar estas medidas.

Frémaux realizó el anuncio el martes, al inaugurar un evento especial en el Palais du Festival en el que se presentarán cuatro títulos de la Selección Oficial del año en curso -cuando la muestra debió suspenderse-. El funcionario destacó que "tomamos estas precauciones de un modo un poco supersticioso, porque estamos seguros de que vamos a poder realizar el Festival como siempre en mayo". Pero el actual endurecimiento en Francia lleva a la precaución.

Por otro lado, Frémaux es un férreo defensor de la experiencia del cine en salas, y estuvo decididamente en contra de transformar Cannes en un evento virtual. El "paliativo" fue que veinte filmes de la Selección viajaran por otras muestras con el "sello Cannes 2020", una manera de mantener presencia de marca en un año especialmente complicado para el cine. De allí que en el anuncio no se previera la contingencia de un evento virtual. 

El problema es mucho mayor y, probablemente, uno de los motivos para contar con fechas alternativas. No solo se detuvo la exhibición mundial de cine, sino también la producción. Es decir: ¿qué películas podrá presentar Cannes el próximo año ante un panorama de muy poca realización? ¿Qué directores importantes podrán tener terminadas películas nuevas para participar de la muestra? Es cierto que no toda la producción está detenida, y que hay filmes importantes que esperan por una ventana de exhibición y que podrían ser considerados para la Selección Oficial. Pero no es tan seguro. Por lo demás, Cannes necesita también de Hollywood, y el filme de gran presupuesto es el que más ha sufrido del parate obligado por la pandemia.

Sigue siendo una buena noticia -una demostración de optimismo, de hecho- que Cannes confirme su realización en alguna fecha del próximo año, y que además tenga como prioridad mantener el formato tradicional. En un momento en el que la exhibición en salas pasa por su peor crisis desde el origen del cine, no deja de ser esperanzador.

Más notas de

Leonardo Desposito

Swallow: el terror y el suspenso bajo la perfección cotidiana

Swallow: el terror y el suspenso bajo la perfección cotidiana

El Museo Dalí de Figueres: ver arte dentro de una obra de arte

El Museo Dalí de Figueres: ver arte dentro de una obra de arte

Seguimos latiendo: el tango siempre está vivo

Seguimos latiendo: el tango siempre está vivo

El regreso del disco de oro del Voyager I: más allá y más acá del teatro

El regreso del disco de oro del Voyager I: más allá y más acá del teatro

Festival de cine de Mar del Plata: final con mucho para ver

Festival de cine de Mar del Plata: final con mucho para ver

Cortometrajes de Disney: experimentación y humor para todo el mundo

LORN_CM_3_89_REF2_ARIA.tif

Maradona en imágenes e imágenes de Maradona

Maradona en imágenes e imágenes de Maradona

Una verdadera película con amor por el cine popular

Una verdadera película con amor por el cine popular

Una película sobre redenciones y segundas oportunidades

Una película sobre redenciones y segundas oportunidades

Mujer Maravilla: la única superheroína cinematográfica de 2020

Mujer Maravilla: la única superheroína cinematográfica de 2020