Durante años, la gran noticia era el crecimiento del 10% interanual del negocio del cine en China. Eso hacía que Hollywood quisiera estrenar en ese territorio sí o sí, incluso si la posibilidad de retirar dividendos era menor que en otros territorios. Pero esto es el pasado. Según un reporte publicado en Variety, el 40% de las salas cinematográficas de China serán cerradas permanentemente. El golpe es enorme para ese país: implica que desaparecerán 5.000 de los 12.400 complejos en ese país, el equivalente de 27.920 pantallas de las casi 70.000.

Con toda seguridad, esto implicará mayor restricción para la producción y menor cantidad de películas no chinas (hoy son alrededor de 35 las permitidas al año) en ese territorio. Si se considera que un "tanque" de Hollywood puede vender la misma o mayor cantidad de entradas en China como en los EE.UU. (al menos, hasta el estallido de la pandemia), puede apreciarse el golpe que implica para el negocio a escala global. Para comparar, la Argentina tiene solo 1000 pantallas en todo el territorio.

Los cines de China reabrirán en pocos días y acumularán un cierre de 130 días desde que el gobierno lo ordenara. La cuarentena china fue de las más restrictivas, y altamente controlada por el Estado, que además tiene participación en toda la economía. La China Film Assoaciation, que reúne a todo el sector, estima que si se reabren las salas en los próximos días (lo que además choca con problemas burocráticos: además de un permiso del gobierno central se requieren de las provincias y ciudades), se recompondrá el nivel de recaudaciones en seis meses. El cálculo implica por lo tanto una baja de recaudaciones del 66% interanual. No muy alejado, probablemente, de lo que suceda en el resto del mundo.

En números, implica una pérdida de u$ 6.000 millones respecto de 2019. Pero podría ser mucho peor si las salas se abren recién en octubre -un rumor que corre. En ese caso, la pérdida sería del 91% interanual, más de u$ 11.000 millones (se recaudarían alrededor de u$ 750 millones). El golpe sería catastrófico para mucho más que el 40% de las salas aunque, paralelamente, varias empresas grandes de ese país están invirtiendo aceleradamente en el negocio del on demand; un modelo para otros territorios, otro "contagio" llegado de Oriente.

Más notas de

Leonardo Desposito

HBO Max impulsó los ingresos de AT&T en 2021

Duna, uno de los éxitos de cine en HBO Max

Cine nuevo en Mubi sin pasar por la pantalla grande

Annette, lo último de Léos Carax con elenco estelar

Francia regula las ventanas de exhibición para plataformas

Malas hierbas, producción cinematográfica de Netflix

La Malvada: una de las grandes películas perfectas

Seductor y ¿Víctima?: La Malvada

Amazon le puso título a la serie sobre El Señor de los Anillos

La primera imagen de la serie de Amazon sobre Tolkien

Cine, series y superhéroes: el futuro del audiovisual

Moon Knight, lo nuevo de Marvel en Disney+

Microsoft compra Activision en el mayor deal del campo gaming

Activision entra al paraguas de Microsoft

Cuatro películas brillantes de Tony Scott en Star+

Cuatro películas brillantes de Tony Scott en Star+

La taquilla global se recupera esta vez gracias al terror

Scream: el terror (siempre) gana

El Festival de Berlín se prepara para otra edición presencial

La Berlinale se prepara para volver a cierta normalidad