En medio de la crisis gobal de la exhibición cinematográfica, sucede cosas bastante curiosas. por ejemplo, que actualmente hay por lo menos cinco películas que han recaudado por encima de los 80 millones de dólares. Incluso existe una película que se acerca vertiginosamente a los 800 millones de dólares de recaudación. Lo más extraño es que no tenemos ninguna noticia respecto de ellas porque se produjeron y proyectaron básicamente en el mercado chino, done la pandemia parece haber quedado absolutamente en el pasado.

Las películas en cuestión -y sus recaudaciones respectivas- son las siguientes: Hi, Mom (783,4 millones de dólares); Detective Chinatown 3 (680,7 millones de dólares); A writer's Odissey (149,3 millones de dólares); Endgame (89,7 millones de dólares) y Boonie Bears (77,7 millones de dólares). Todas estas producciones se realizaron en China y podrían considerarse algo así como una forma de "sustitución de importaciones". En todos los casos se trata de filmes que abundan en fantasía y efectos especiales, dedicados al gran público. Es decir, "tanques" en el sentido más estricto que se le otorga a ese término en el campo cinematográfico. Y no, Endgame no es el último filme de los Avengers sino una historia de acción un poco más realista.

¿Qué implica esto? Varias cosas. La primera, que China ha recuperado el volumen de actividad en el negocio cinematográfico que tenía previamente a la pandemia, aunque el estallido del Covid-19 arrasó con el 20% de las pantallas disponibles en el país. Segundo, que China no tiene realmente un modelo estético propio, sino que compite con el Hollywood grande en su mismo terreno y con sus mismas poéticas (claro que adaptadas a cierto nacionalismo que en realidad el cine de Hollywood no tiene en ese grado). Tercero, y fundamental, que sin China no funciona el negocio global, y que la pandemia reforzó el mercado interno y cerró más al público a la recepción de películas que no provienen de su propio país. De allí que se explique por qué TenetMujer Maravilla 1984 y Mulan -diseñada casi exclusivamente para conquistar China- consiguieron una taquilla completamente decepcionante.

Por el momento, China no tiene una política agresiva de expansión internacional respecto del audiovisual, lo que permite a Hollywood -hoy, con bastantes problemas, por cierto- seguir ubicándose como el primer exportador mundial de cine. Pero hay una cuestión básica: China ha bajado casi todas las restricciones a la exhibición de cine y por eso es que puede conseguir los números que se expresan más arriba, mientras que en Occidente las cosas son diametralmente opuestas.

La exhibición además depende, en Occidente, de acuerdos internacionales que hacen que se reproduzca la agenda de estrenos de acuerdo con las conveniencias del mercado local estadounidense. De allí que, incluso si hubiera más salas abiertas, depende de la disponibilidad de los contenidos. El control absoluto del Estado sobre todos estos negocios en China permite que eso no suceda, así como la disposición de que muy pocas películas de Hollywood (tradicionalmente menos de treinta) puedan penetrar ese mercado. Es decir: China utilizó esta excepción para reforzar su mercado audiovisual interno con contenido propio. Veremos qué sucede cuando se lance a una exportación global.

Más notas de

Leonardo Desposito

Westerns: el gran género de (toda) América para ver en plataformas

Westerns: el gran género de (toda) América para ver en plataformas

Plataformas: por qué Netflix es la favorita de los EEUU

Plataformas de streaming: preferencias en los EEUU

Dónde encontrar las películas candidatas a los Oscar 2021

Dónde ver las películas nominadas a los Oscar

La vida en un burdel en una de las grandes películas contemporáneas

L

Avengers: cómo acercarse a un fenómeno del siglo XXI

Avengers, de 2012, la primera vez que estuvieron "todos juntos"

Propiedad intelectual: la guerra que envuelve a Hollywood

What If...?, una de las series de Marvel para Disney+

Mujeres en el cine: bajaron su participación en Hollywood en 2020

Carey Mulligan en Hermosa venganza, de Emerald Fennell

Más Bridgerton: Netflix confirmó temporadas 3 y 4

Bridgerton, la serie éxito de Netflix, tendrá temporadas 3 y 4

Crimen y suspenso: películas para ver al borde del sillón

Bajos Instintos, clásico del suspenso erótico

Estrenar en streaming y en cine a la vez: éxito o fracaso

Godzilla Vs. Kong en HBO Max