Se confirma que el estreno simultáneo en plataformas y cines no funciona. Por tercera semana consecutiva, en los Estados Unidos, Shang-Chi y la Leyenda de los 10 Anillos se quedó con la primera posición de la taquilla y logró 176 millones de dólares en poco más de quince días. El punto más importante es que la película no se estrenó en la plataforma Disney+, como sí lo hizo el anterior producto de Marvel, Black Widow, que incluso recaudando en salas 182 millones de dólares, perdió rápidamente audiencia por su salida en SVOD. Pero además, Cry Macho, el último filme de Clint Eastwood, con un presupuesto de 33 millones de dólares, recaudó poco más de cuatro millones en estreno. El problema: Cry Macho fue, sin pago extra, a HBO Max al mismo tiempo.

Las películas de Eastwood suelen recaudar, en tiempos normales, por encima de sus presupuestos (bajos para el nivel actual de Hollywood) solo con su carrera en cines. Aquí, en tiempos de pandemia y con este forzado "day-and-date", no lo logró. Especialmente cuando, según estudios, las entradas para este filme fueron compradas por adultos. Shang-Chi es, recuérdese, entretenimiento "familiar", es decir, apunta a una demografía mucho mayor.

Con estos números, el filme de Marvel quedó segundo -tras Black Widow, al que seguramente supere en el próximo fin de semana- desplazando a Rápidos y Furiosos 9, que recaudó en salas -sin estreno en plataformas- 172 millones. Como se recordará, las películas con mejor performance fueron, justamente, las ajenas al "day-and-date": además de las mencionadas, Un lugar en silencio II, Free Guy y Viejos. Mientras que la semana pasada se esperaba un batacazo de Maligno, la última producción de terror del exitoso James Wan (El Conjuro 1 y 2), que fracasó por su estreno simultáneo en plataformas.

La reconfiguración es evidente y ahora sí los dueños de salas han demostrado que el negocio no puede sobrevivir sin ellos. Incluso si con estas posiciones relativas Marvel/Disney sigue dominando el paisaje con superhéroes para todo gusto -y etnia-, lo hace en un panorama enrarecido.

Es cierto: Disney logró equilibrar sus números gracias al crecimiento de Disney+ en suscriptores, lo que le provee mucho dinero fresco cada mes, más del que logró en 2019 con sus estrenos de cine. Pero la relación no puede ser de exclusión cuando los presupuestos para esta clase de películas es tan grande. Se requiere que uno potencie al otro. Mientras tanto Duna, antes de su estreno en salas en los EE.UU., recaudó en cines de otros mercados 34 millones de dólares. Pero en octubre la película irá en simultáneo, en el mercado mayor, a HBO Max. Será la confirmación de esta tendencia.

Más notas de

Leonardo Desposito

Eric Rohmer o la clave para no aburrirse con el cine francés

Eric Rohmer o la clave para no aburrirse con el cine francés

El juego del calamar, la serie más exitosa en la historia de Netflix

El juego del calamar, la serie más exitosa en la historia de Netflix

Películas de culto para trasnochar en casa

ROCKY HORROR SHOW

Los Globos de Oro no tienen quién los televise (pero se hacen igual)

Los Globos de Oro no tienen quién los televise (pero se hacen igual)

Cuatro películas que explican el talento de las Wachowski

Cuatro películas que explican el talento de las Wachowski

La mayoría de los filmes más vistos del año son chinos

La mayoría de los filmes más vistos del año son chinos

Río Bravo: lecciones morales en pocas palabras

Ricky Nelson, John Wayne y Dean Martin en Río Bravo

Cine y ciencia ficción: matrimonio perfecto en Star+

Cine y ciencia ficción: matrimonio perfecto en Star+

Las salas de cine empiezan a recuperarse con superhéroes

Las salas de cine empiezan a recuperarse con superhéroes

Cuatro películas con número en el título (imperdibles) en HBO Max

Cuatro películas con número en el título (imperdibles) en HBO Max