Disney puso precio internacional al estreno en su plataforma de SVOD de Mulan, la versión "con actores" del clásico animado de la firma. Se sabía que en los Estados Unidos su precio de "alquiler" iba a ser de u$ 29,99, lo que equivale a dos y un tercio entradas de cine en ese país. En el resto de los territorios en los que va a lanzarse, el precio del filme rondará los u$ 26, de acuerdo con los mercados. Es un precio alto pero está en consonancia con lo que sale la experiencia en sala en Australia, Francia, España y Gran Bretaña. Será diferente en India, en apariencia. Veintiséis dólares equivaldrían a Rs. 1.932, mientras que la suscripción anual a Disney+ -la plataforma en la que se verá la película- cuesta Rs. 1.499 (menos de veinte dólares).

La estrategia de precios es importante porque implica que Disney espera recaudar con una descarga premium de una película de gran presupuesto más o menos lo mismo que recaudaría del negocio en salas. Si esto prosperase, el futuro de la exhibición en general cambiaría, aunque habría que tomar estos cambios con pinzas. Una cosa es que, en un contexto donde el estreno en salas es prohibitivo por cuestiones extraordinarias -como ahora- se difunda una película de enorme costo de producción en una plataforma y otra que lo haga como política general. Lo que temen los exhibidores es que tanto esta estrategia de Disney como la de Universal -que acordó con la cadena AMC estrenar sus películas en digital 17 días después del estreno en salas- sea finalmente la avanzada para flexibilizar los períodos exclusivos para cada formato ("ventanas").

Hoy la exclusividad de la ventana de salas por no menos de cuatro meses funciona como un aliciente para lograr recaudaciones. Pero también, en una situación como la presente, es un lastre para los productores, que ven parada su inversión sin posibilidad de recupero por demasiados meses. Disney no tiene más remedio, dado el estado actual de sus finanzas, que intentar el estreno con precio diferenciado en SVOD en los mercados donde la tecnología y el ingreso per cápita ayudan. La pregunta es si se volverá una política.

Por lo demás, Disney anunció que en los mercados donde no se especifica, la película habrá de estrenarse normalmente en salas. Ya recibió -con enorme fanfarria del gobierno local- su autorización para China, el segundo mercado (hasta la pandemia) del mundo. Y se estrenará en salas también en Malasia y Filipinas. En América Latina, hasta donde se sabe, incluso si ya se ha anunciado que Disney+ estará disponible en noviembre, se prevé estreno en salas en cuanto se pueda.

Más notas de

Leonardo Desposito

Películas para disfrutar del Fin del Mundo

Películas para disfrutar del Fin del Mundo

Cine, teatro, música y baile para disfrutar en casa

Cine, teatro, música y baile para disfrutar en casa

Disney aplaza sus "tanques" hasta 2021

Disney aplaza sus grandes tanques hasta 2021 y pone en crisis a los cines

Los cazadores de la mirada ajena

Los cazadores de la mirada ajena

Diversidad en la pantalla: un gran negocio para Hollywood

Diversidad en la pantalla: un gran negocio para Hollywood

Malas noticias para Hollywood en la taquilla americana

Malas noticias para Hollywood en la taquilla americana

Los Emmy 2020 y el ocaso de la televisión tradicional

Los Emmy 2020 y el ocaso de la televisión tradicional

Cuatro noches de película

Cuatro noches de película

Cine latinoamericano, teatro y buena música

Due Date

Amores contrariados en Netflix y el arte del Bosco en Mubi

Amores contrariados en Netflix y el arte del Bosco en Mubi