La decisión de Disney de no estrenar sus tanques de 2020 durante lo que queda del año da un golpe definitivo al negocio de la exhibición cinematográfica, que en los Estados Unidos se prevé con una pérdida interanual de entre el 70 y el 80%. En efecto: la firma -que también ha tenido pérdidas millonarias con la caída de su principal negocio, el de los parques temáticos, debido a la pandemia, pero pudo recortar algo con la baja de salarios de sus ejecutivos y el crecimiento de su SVOD Disney+- a decidido que sus dos filmes de Marvel (Black Widow, que debió estrenarse originalmente en mayo, y Eternals, que tenía fecha para noviembre) pasen al año que viene. 

De hecho, Black Widow llegará finalmente en mayo de 2021. Eso empuja Eternals hacia finales del año próximo y pone en fecha indeterminada Shang Chi y la Leyenda de los 10 anillos, otra introducción de personaje del MCU. Lo curioso es que Disney si mantiene para finales del próximo noviembre en vigencia el estreno de Soul, la segunda película de Pixar del año (la otra, Unidos, quedó herida de muerte por el establecimiento de las cuarentenas en todo el globo en marzo pasado). La decisión de Disney proviene de los números desalentadores de Tenet y de que Warner, a partir de allí, también volvió a retrasar Mujer Maravilla 1984.

No es el único cambio. El thriller basado en la novela de Agatha Christie Muerte en el Nilo, que continúa el éxito de Asesinato en el Expreso de Oriente, pasa de finales de octubre a finales de diciembre de este año. Pero el musical West Side Story, remake a cargo de Steven Spielberg del clásico de 1963 sobre la obra de Leonard Bernstein, se retrasa directamente un año, a diciembre de 2021. Era una de las películas "para los Oscar"; ahora también lo será, pero un año más tarde. Mientras que el thriller de Adrian Lynne (aquel de Propuesta indecente) Deep Waterl, con Ana de Armas y Ben Affleck, pasa del próximo noviembre a agosto.

Es decir: el campo del gran entretenimiento, que es el que mantiene en funcionamiento la exhibición y sus negocios ancillares, se queda sin el "alimento" que implican los tanques. El público aún tiene miedo de ir a una sala, en muchos lugares (la Argentina incluida) permanecen cerrados, y el SVOD ganó demasiado terreno con las cuarentenas. Se prevén quebrantos globales para el negocio del cine.

Más notas de

Leonardo Desposito

Grupos de cómicos en el cine: a reír que se acaba el mundo

5851013a

Política y romance en dos buenas películas

Política y romance en dos buenas películas

Netflix no llega a su meta de suscriptores en el tercer trimestre de 2020

Netflix no llega a su meta de suscriptores en el tercer trimestre de 2020

Una película sobre el sexo, la imaginación y el video

Zara Whites, morocha, de ojos verdes y aparentemente aburrida

El mayor exhibidor mundial de cine, cerca de la quiebra

El mayor exhibidor mundial de cine, cerca de la quiebra

China le quita a los EE.UU. la corona del cine

China le quita a los EE.UU. la corona del cine

Cuatro grandes películas para ver en casa

Cuatro grandes películas para ver en casa

Breve historia de los efectos especiales

Breve historia de los efectos especiales

Dentro y fuera de casa: disfrutar el fin de semana

Dentro y fuera de casa: disfrutar el fin de semana

Dos buenas opciones del cine más reciente

Dos buenas opciones del cine más reciente