En estos días, se lleva adelante el MipCon Cancún (de modo virtual, de hecho), la conferencia más importante de contenidos audiovisuales en América. En consonancia con el lanzamiento en América Latina de la plataforma Disney+, un panel de ejecutivos explicó que se está invirtiendo en contenido de producción local en, por lo menos, los cuatro mayores mercados de América Latina (Argentina, Brasil, Colombia y México), y que la tendencia es a continuar en ese camino en los próximos años.

En la actualidad, Disney tiene en diferente etapas de producción más de 70 proyectos en estos cuatro mercados. Por supuesto, la idea es que cada uno de esos contenidos tenga un atractivo global además de local (ese es el gran juego de las plataformas SVOD, como Disney+ y Netflix: producir local con "gancho" global). Para ello, el material producido debería tener el sello de la firma. Aunque en el caso de Disney, también dueña de la plataforma Hulu (aún no lanzada en la Argentina) hay producciones en curso de material mucho más adulto, también en diferentes etapas de desarrollo en nuestro país.

Algo más: " Disney necesita contenido más que nunca", explicó la ejecutiva Cecilia Mendoza, y también que el público necesita ver contenidos que reflejen su vida y su contexto cultural. Y que esa es una de las razones por las cuales la firma no solo va a invertir con su propio nombre, sino a contratar de terceros para que produzcan -con conocimiento del mercado específico- ese contenido que luego habrá de integrarse a la (o las) plataformas. Algo que ya Disney hizo con Pol-ka años atrás cuando desarrolló los éxitos de Violetta y Soy Luna, que además de convirtieron en éxitos globales.

Algo que puede parecer paradójico, de todos modos, es que esta necesidad de contenidos ha llevado a que se reconsidere el formato de una serie. "Hoy una serie solo puede superar excepcionalmente el techo de diez episodios; a lo sumo se llega a 12", explicó Mendoza citada por Variety. Es decir: lo que el usuario está esperando ahora no es solamente calidad sino variedad, tener nuevas alternativas rápidamente. Esto también multiplica la necesidad (imperiosa) de contenidos por parte de las plataformas. El futuro parece indicar que va a multiplicarse la producción local, aunque todo dependerá también de estabilidad económica y política en cada uno de los mercados productores. El futuro no es tan oscuro.

Más notas de

Leonardo Desposito

Liam Neeson, héroe de la taquilla estadounidense

Liam Neeson, el héroe de acción maduro que gana en la taquilla post pandemia

Cuatro grandes películas "escondidas" on demand

Cuatro grandes películas "escondidas" on demand

Julio Chávez vuelve al escenario

Julio Chávez vuelve al escenario

Cine de arte, gratis, para todos

Cine de arte, gratis, para todos

Para qué sirve la industria del erotismo

Para qué sirve la industria del erotismo

Fragmentos de una mujer: Crueldad para el gran público

Fragmentos de una mujer: Crueldad para el gran público

Qué fue lo más visto en 2020 en plataformas, según Nielsen

Qué fue lo más visto en 2020 en plataformas, según Nielsen

Doce joyas en Netflix que pocos saben que están en Netflix

Doce joyas en Netflix que pocos saben que están en Netflix

Hollywood volvería a posponer estrenos durante 2021

Hollywood volvería a posponer estrenos durante 2021

All That Jazz: cómo festejar el final de la vida según Bob Fosse

All That Jazz: cómo festejar el final de la vida según Bob Fosse