Hace unas semanas, hubo una buena noticia: Disney+ subiría a su grilla todas las temporadas de El Show de los Muppets, obra maestra de la televisión que trascendió lo infantil y mostró el "quid est quid" del espectáculo de los setenta. De Steve Martin a Rudolf Nureyev; de Alice Cooper a Peter Sellers; de Julie Andrews a los robots de Star Wars, todo pasó por ese show de variedades para todo el mundo. Pero ayer se supo que, en varios episodios, la firma colocará un disclaimer de 12 segundos donde explica que hay chistes raciales o "inaceptables" en la emisión, tal como lo exige el nuevo catecismo de la corrección política.

Disney+ ya hizo lo mismo con una serie de largometrajes clásicos entre los que se encuentran Dumbo, Los Aristogatos y La Dama y el Vagabundo. Y, por supuesto, en su grilla no figura -difícilmente figure alguna vez- el largo Canción del Sur, que transcurría en una plantación de algodón antes de la Guerra de Secesión, mezclaba animación con acción en vivo y tenía como protagonista a un ex esclavo negro. Que el filme sea (lo aseguramos) antirracista (tal como se entendía el concepto a fines de los años 40) es lo de menos.

En cuanto a El Show... en uno de los episodios "con disclaimer" hay un gag donde aparece una bandera Confederada (hilando un poco fino: nunca jamás ninguna plataforma volverá a mostrar la serie Los Dukes de Hazard, cuyo auto se llamaba General Lee y tenía esa bandera hoy "maldita" en el techo). En otros, muñecos que "pasan" por negros o por campesinos "brutos". En realidad son mucho menos burlas que sátira social. De hecho El Show..., que se produjo entre 1976 y 1981 y en la Argentina estrenó el entonces Canal 11 (hoy Telefe) en 1977, siempre fue pensado como un programa de variedades de prime time nocturno. Sí lo verían niños (se descartaba), pero en gran medida estaba pensado como un show adulto.

OFF

De todos modos, la idea de "disclaimer" no es nueva. La primera firma en ponerla en circulación fue Warner Bros. A comienzos de siglo, comenzó a publicar en DVD una serie de cortos de Looney Tunes y Merrie Melodies (Bugs Bunny y compañía, para entendernos) restaurados y con entrevistas y documentales, la Looney Tunes Golden Collection. Cuando llegó la tercera de las seis cajas, Whoopie Goldberg aparecía en cada disco, al principio, de manera inevitable, para dar el disclaimer. Pero permaneció como una excepción. En otros casos, directamente se censuraron alusiones raciales en contenidos infantiles (el caso de Tom y Jerry en Cartoon Network, también parte del conglomerado Warner). Algo similar sucede con personajes como Speedy González: la mayoría de sus cortos, incluso algunos premiados, ya no se emiten.

El problema más importante consiste en que todas las inversiones que las grandes empresas de comunicación y espectáculos hacen hoy requieren que nadie se ofenda. Requieren, pues, el público más amplio posible, tanto en cuanto a edad como en conformación social. Por supuesto, se piensa desde las tendencias en los Estados Unidos. Pero dado el alcance global que aparece con el crecimiento de las plataformas, estas tendencias terminan contagiando todo el resto.

¿Está mal o bien? Advertir sobre un potencial racismo quizás no sea del todo peligroso, incluso sea deseable. El problema es la sobreactuación y que, en el fondo, estas medidas no son más que cosméticas: abrir el paraguas por si llueve.

Más notas de

Leonardo Desposito

Dónde encontrar las películas candidatas a los Oscar 2021

Dónde ver las películas nominadas a los Oscar

La vida en un burdel en una de las grandes películas contemporáneas

L

Avengers: cómo acercarse a un fenómeno del siglo XXI

Avengers, de 2012, la primera vez que estuvieron "todos juntos"

Propiedad intelectual: la guerra que envuelve a Hollywood

What If...?, una de las series de Marvel para Disney+

Mujeres en el cine: bajaron su participación en Hollywood en 2020

Carey Mulligan en Hermosa venganza, de Emerald Fennell

Más Bridgerton: Netflix confirmó temporadas 3 y 4

Bridgerton, la serie éxito de Netflix, tendrá temporadas 3 y 4

Crimen y suspenso: películas para ver al borde del sillón

Bajos Instintos, clásico del suspenso erótico

Estrenar en streaming y en cine a la vez: éxito o fracaso

Godzilla Vs. Kong en HBO Max

Tutorial erótico antes de preguntarnos qué es el sexo virtual

Ver Man & Wife y aprender sobre la vida sexual

Estrenos en el cine: para ir a ver sin restricciones

Freaky