The Walt Disney Company está a punto de concretar la compra de varias empresas clave del grupo de medios de la 21st Century Fox, incluyendo los estudios de cine y TV, en un acuerdo que se rumorea rondará los 60.000 millones de dólares.

Según informó el medio especializado estadounidense Variety, el convenio de venta será anunciado oficialmente este jueves, y los mercados ya están haciéndose eco de la noticia, como lo demuestra el alza de las acciones de Disney en un 0,44 % para llegar a superar los 107 dólares por acción.

La negociación lleva meses de desarrollo, pero los medios de Hollywood afirmaron que está en su momento de definición luego de que el principal competidor por la compra, Comcast, haya elegido retirarse de la carrera.

Comcast es hasta el momento el conglomerado de medios y empresas de entretenimiento más grande del mundo, seguido justamente por Disney, que bajo la dirección del presidente y CEO de la compañía Bob Iger en los últimos 10 años aumentó significativamente su cartera de negocios con la adquisición de los estudios Marvel, Lucasfilm y Pixar.

Fox News, la cadena de noticias de Fox, y Fox Sports, no forman parte del inminente acuerdo, aunque con la compra de los canales de TV y las productoras y distribuidoras de cine se concentrará aún más un escenario mediático en el que históricamente dominaron seis grandes estudios.

La movida de la compañía del ratón Mickey se enmarca también en el próximo lanzamiento del servicio de streaming de Disney, anunciado para 2019 para el Hemisferio Norte, y la firme decisión de competir en el mercado de la televisión por internet que Netflix domina con comodidad.

El catálogo mucho más ajustado de Disney que el de Netflix, se verá ahora incrementado considerablemente con las producciones de Fox, lo que en la empresa creen que podría ayudar a tentar a los espectadores hogareños para sumarse al servicio por suscripción.

Otra consecuencia posible del desembarco de Fox en Disney es el traspaso de las licencias de las franquicias de “X-Men” y “Los 4 Fantásticos”, que aunque también son originales de Marvel no habían cruzado camino con los “Vengadores” de Disney.