Una buena medida del éxito del modelo de las plataformas audiovisuales es ver los números de Disney+. En efecto, la firma tenía previsto alcanzar los 50 millones de usuarios en marzo de 2024, pero terminó 2020 -el primer año completo en el aire, lo que incluye además un mes en América Latina- con 94,9 millones de usuarios. En total, los tres servicios de la firma ( Disney+, ESPN y Hulu, donde hoy residen las películas "adultas" de Fox como Titanic o ambas Deadpool) suman 146 millones de usuarios en todo el mundo.

Es una cifra y un crecimiento impresionantes. De hecho, Disney ha reajustado su meta para 2024 -las metas a futuro son las que atraen o repelen a los inversores- a una cifra entre 230 y 260 millones de usuarios globales. Es decir, cinco veces más de lo que se preveía al lanzamiento. Es obvio que gran parte de este crecimiento tuvo que ver con las cuarentenas en todo el mundo por la pandemia -aún sin decidirse- de Covid-19. De hecho, todas las plataformas crecieron (Netflix, hoy, ha superado sus metas anuales y tiene 203,7 millones de usuarios).

Pero también hay otra explicación: ni bien fue evidente que los negocios tradicionales de Disney (el cine y, sobre todo, su core-bussiness, los parques temáticos) iban a entrar en un hiato indefinido, la empresa hizo un drástico viraje al negocio de "directo al consumidor", es decir sus plataformas. Y dejó de lado la frontera entre cine y series. También es claro que hoy uno de los motores de consumo dentro de las marcas es Marvel, y es por eso que quien maneja esa línea, Kevin Feige, anunció una cantidad enorme de series y solo algunas películas, en un todo interrelacionado que comenzó el mes pasado con el lanzamiento de WandaVision.

Disney también se vio beneficiada por el final de la serie The Mandalorian y por el estreno de la última película de Pixar, Soul, que tuvieron mucha audiencia y generaron también muchas suscripciones. Especialmente bueno fue el pase de "gratis" a "suscripto" de quienes recibieron un año del servicio gratis en los EE.UU. por contar con una línea nueva del operador telefónico Verizon.

Mientras tanto, aún es incierto el cronograma de estrenos de la firma. Se sabe que en marzo debutará el último filme animado de Disney, Raya y el último dragón, que además se verá -con pago diferenciado- en Disney+, una estrategia ya usada para Mulan. Pero si bien Black Widow (cuatro veces retrasada) tiene fecha para mayo, las condiciones de vacunación en los EE.UU. causan dudas sobre su lanzamiento.

Más notas de

Leonardo Desposito

El Festival de Mar del Plata, todo el año desde casa

El Festival de Mar del Plata, todo el año desde casa

Sexo y Perestroika: de Moscú con mucho amor

La película muestra muestra el desfase entre la moral de Estado y lo que realmente hacían los ciudadanos

Diez películas extraordinarias para ver en Disney+

Diez películas extraordinarias para ver en Disney+

Christopher Nolan y Tenet o el regreso del cine grande a las salas

Christopher Nolan y Tenet o el regreso del cine grande a las salas

Tenet, Scooby Doo y más: cómo vuelve el cine al AMBA

Tenet, Scooby Doo y más: cómo vuelve el cine al AMBA

Brad Pitt, genio y figura: cuatro películas en Netflix y Amazon

Brad Pitt, genio y figura: cuatro películas en Netflix y Amazon

Globos de oro 2021: pantalla grande, glamour mínimo

Globos de oro 2021: pantalla grande, glamour mínimo

Esteban Trebucq: mucho más que "el pelado de Crónica"

Esteban Trebucq: mucho más que "el pelado de Crónica"

Carina Deferrari, de la magia de la radio a la masividad de CrónicaTV

Carina Deferrari, de la magia de la radio a la masividad de CrónicaTV

Todo sobre el FIBA, buen folclore y un paseo imperdible con el buen tiempo

Todo sobre el FIBA, buen folclore y un paseo imperdible con el buen tiempo