La creciente búsqueda de representación de las minorías en el cine de Hollywood ha sido recibida con aplausos por el campo cultural no solo estadounidense. La gran pregunta para los estudios consistía en saber si una mejor representación implicaba, también, mayor cantidad de público. Esta semana se dio a conocer el primer estudio serio que correlaciona ambas variables. El resultado es alentador: más minorías implica -paradójicamente- más "mayorías" en las salas.

El estudio fue realizado a pedido del Geena Davis Intitute on Gender in Media por la consultora Movio. Se trata de un análisis del público de las 100 películas más recaudadoras en los Estados Unidos en 2018 y 2019. "Nuestra meta es simple -explicó al comunicar los datos la actriz Genna Davis, directora del instituto que lleva su nombre-: que los personajes en la pantalla reflejen la población de los EE.UU., que es mitad mujer y de una enorme diversidad. Y sabemos que una mayor representación en el audiovisual tiene un gran impacto cultural".

Parece ser así: la investigación tenía como fin saber si la representación de minorías llevaba a más público a las salas. El resultado: la relación parece ser mucho más fuerte cuando se trata de representación étnica que de minorías sexuales o etarias.Y que eso es mucho más evidente en el caso de la población negra. Dicho de otro modo: los negros son los que más piden verse en la pantalla y los que más llenan los cines cuando eso sucede. De allí, por ejemplo, el enorme éxito de Black Panther en los EE.UU., donde recaudó más que en el resto del mundo (u$ 700 millones en su país de origen contra u$ 646 en el resto del mundo). Otro de los resultados: los filmes con minorías atraen más a esa minoría específica, pero no a las otras. No sucede lo mismo con la mayoría blanca, que suele elegir por otros motivos y se reparte "pareja" en todo el cine.

Hay un último dato que resulta interesante: los miembros de minorías no se sienten molestos si un personaje "malo" pertenece a esa minoría. Pueden distinguir lo que es la moral del personaje de una representación general de un grupo. Esto es sumamente importante por la presión de ciertos grupo radicalizados que operan alrededor de la corrección política y han atacado filmes del pasado -y actores, y actrices- por estas razones. No, el público es mucho más inteligente de lo que los dueños de la moral y las buenas costumbres creen. En otro orden, el estudio encontró que la representación de minorías étnicas en esas cien películas alcanza el 25%, mientras que esas mismas minorías representan, hoy, el 37,8% de la población de ese país.

Más notas de

Leonardo Desposito

Eric Rohmer o la clave para no aburrirse con el cine francés

Eric Rohmer o la clave para no aburrirse con el cine francés

El juego del calamar, la serie más exitosa en la historia de Netflix

El juego del calamar, la serie más exitosa en la historia de Netflix

Películas de culto para trasnochar en casa

ROCKY HORROR SHOW

Los Globos de Oro no tienen quién los televise (pero se hacen igual)

Los Globos de Oro no tienen quién los televise (pero se hacen igual)

Cuatro películas que explican el talento de las Wachowski

Cuatro películas que explican el talento de las Wachowski

La mayoría de los filmes más vistos del año son chinos

La mayoría de los filmes más vistos del año son chinos

Río Bravo: lecciones morales en pocas palabras

Ricky Nelson, John Wayne y Dean Martin en Río Bravo

Cine y ciencia ficción: matrimonio perfecto en Star+

Cine y ciencia ficción: matrimonio perfecto en Star+

Las salas de cine empiezan a recuperarse con superhéroes

Las salas de cine empiezan a recuperarse con superhéroes

Cuatro películas con número en el título (imperdibles) en HBO Max

Cuatro películas con número en el título (imperdibles) en HBO Max