No podemos decir que a DC (la marca de superhéroes propiedad de Warner, la que tiene a Batman, Superman y Mujer Maravilla en la escudería) le haya ido bien en el cine. Tampoco tan mal, pero no ha logrado, como Marvel, establecer una franquicia fílmica realmente exitosa. Pero Mujer Maravilla funcionó bien y quizás Aquaman, una fantasía alocada, sea un camino de solución. El realizador James Wan -que ama el cine de género y le encontró la vuelta de tuerca humana al terror con las películas de El Conjuro- decidió olvidarse de las obligaciones comerciales, de la competencia, de los ejecutivos y de todo lo que no sea recuperar el color desaforado de los cómics para la pantalla grande. Aunque es despareja, Aquaman opta por divertirnos, por llevarnos a la fantasía sin exculparse con discursos de ocasión. Y Jason Momoa es puro carisma. Felicidad infantil para toda edad.

Título original: Ídem, EE.UU., 2018. Duración: 143’. Dirección: James Wan. Intérpretes: Jason Momoa, Amber Heard, Nicole Kidman, Willem Dafoe, Patrick Wilson. Calificación: Apta para mayores de 13 años.