Los Independent Spirit Awards, galardones que se otorgan en los EE.UU. al cine independiente (es decir, aquel con un presupuesto menor o igual a u$ 22,5 millones) incorporarán a partir de ahora categorías para la TV. Se premiaran todos los años series debutantes (es decir, solo en su primera temporada) en ficción y documental, más mejor actor, actriz, guión y elenco. Hay una cuestión compleja: cómo identificar una serie "independiente" si no es por su costo (de hecho, las reglas obligan a que haya sido transmitida en señal de aire, cable o plataforma de streaming "comercial"), dado que solo existen si hay un gran inversor detrás, a diferencia de mucho cine hecho, a veces, a pulmón. De todos modos, la noticia es importante por razones ajenas al presupuesto.

Lo que trasluce esta decisión es la fusión cada vez más evidente entre el cine y lo que hasta ahora llamábamos TV. Gran parte de los mayores esfuerzos de creación audiovisual pasan por la pantalla chica, sea a través de canales tradicionales u OTT. Y el crecimiento del negocio de las plataformas les ha dado un hogar a producciones que no tendrían cómo existir. Sin contar que, sobre todo en este mundo de pandemia, se han convertido en reservorio laboral para creadores de todo tipo y, sobre todo, de actores. 

En general, la narrativa de las series -cada vez menos "de capítulos independientes"; cada vez más parecidas a novelas- tiene una fuerte impronta cinematográfica. En gran medida, porque del cine provienen quienes las hacen. Pero para que el premio se mantenga dentro del espíritu de la pantalla grande, se circunscribe a series "nuevas", con lo cual el conjunto de nominadas -como sucede con las películas- se renovará anualmente. Esto además evita la falta total de sorpresa de premios como el Emmy, donde una serie puede monopolizar las nominaciones por años. Variety menciona como posibles contendientes la serie de HBO I may destroy you, la de Hulu Monsterland o Gangs of London,  de amc. Todas, además, series "de prestigio".

Pero lo más llamativo es la apertura a otro formato, y esto demuestra que el cambio en el entretenimiento audiovisual es definitivo. Casi todo aquello que alguna vez pasaba por el cine hoy es televisión (una televisión muy diferente de aquello que se llamaba así hace dos décadas, o una y media), e incorporarla a este tipo de eventos implica reconocerlo. Es un primer paso hacia un modelo nuevo donde la pantalla grande sea solo (como parece ser ya una realidad) para lo sensorial y fantástico. 

Más notas de

Leonardo Desposito

Amazon busca comprar Metro-Goldwy-Mayer y crecer en el streaming

Sin tiempo para morir, el próximo filme de James Bond, propiedad de MGM

MTV Movie & TV Awards: dónde va el audiovisual más popular

Elizabeth Olsen y Kathryn Hahn, las "brujas" de WandaVision

Cine como en el cine pero para ver en casa

El Mauritano, gran película con Jodie Foster

Parodia XXX para terminar con la cancelación de Blancanieves

Blancanieves, un relato tradicional

Marvel encuentra un nuevo supervillano: la censura china

Shang-Chi y la Leyenda de los diez anillos, lo nuevo de Marvel

Por qué Hollywood está en guerra contra los Globos de Oro

La gala desierta de los Globos de Oro 2021

Broadway vuelve a encender sus teatros con grandes éxitos

Hamilton, uno de los grandes éxitos contempoáneos en Broadway

Scarlett Johansson llama a boicotear los Globos de Oro

Scarlett Johansson llama a boicotear los Globos de Oro

El beso de Blancanieves fue consensuado y ella dio el primer paso

El beso de Blancanieves fue consensuado

Netflix, Amazon Prime, HBO Go y Paramount +: Dónde ver las películas de Steven Spielberg, genio de la aventura

E.T., la película más exitosa de Steven Spielberg