El juego del calamar se convirtió oficialmente en la serie más vista de Netflix, y probablemente -aún no hay números ciertos al respecto- la más vista (en proporción por cantidad de episodios) desde que existen las plataformas. Sumó 1.650 millones de horas de visionado, lo que equivale a -la cuenta está bien hecha- más de 182.000 años. Ciento ochenta y dos mil.

Esto implica que sumó 2,6 veces la cantidad de horas de visionado que la segunda en la lista de éxitos de Netflix, Bridgerton, que "solo" sumó 625 millones de horas. Puede conjeturarse sin miedo que El juego... es además el producto de origen surcoreano más exitoso en la historia del audiovisual. Al mismo tiempo, Netflix acaba de lanzar el sitio top10.netflix.com, accesible también desde la Argentina, que permite ver a nivel tanto global como por país cuáles son los contenidos más vistos de acuerdo con las métricas de la empresa.

La pregunta es por qué una serie tan violenta, alejada -en parte- de los cánones de producción estadounidenses, se convirtió en un éxito tan grande. No es excesivamente original: la serie coreana Alice in borderland, para no ir demasiado lejos y también en la grilla de Netflix es similar, y todo se basa en la idea de Battle Royale, viejo manga japonés y éxito cinematográfico de principios de siglo dirigido por Kinki Fukasaku, sin contar Los juegos del hambre. Pero tiene el gancho de una gran situación de suspenso por episodio, tiene mucha acción y un diseño que recuerda el cómic. Es decir, apunta a muchas "demos" generacionales a la vez.

También que la producción surcoreana está en auge desde el triunfo en los Oscar, en 2020, de Parasite, la película de Bong Joon-ho, aunque este fue el final de un camino de crecimiento sostenido durante más de dos décadas y una política de producción y reinversión ejemplar. También sucede otra cosa: El juego... conquistó al público occidental y también al oriental, y eso no sucede con muchos productos de este lado del Pacífico de aquel lado del océano. Y demográficamente, son mercados mucho más grandes.

Como fuere, la serie fue uno de los motivos por los cuales Netflix quebró la barrera de los 300.000 millones de dólares de capitalización a principios de semana, con acciones por encima de los 640 billetes verdes. Seguramente la inversión prosiga: también es un éxito en merchandising.

Más notas de

Leonardo Desposito

Superhéroes: todas las películas confirmadas para 2022

Superhéroes: todas las películas confirmadas para 2022

Algunas películas que son "otra cosa" en HBO Max

Algunas películas que son "otra cosa" en HBO Max

Los árabes ponen barreras al amor de Amor sin barreras

Amor sin barrreras según Steven Spielberg

Los Globos de Oro o el premio "maldito" de Hollywood

El Globo de Oro no tiene a quién le importe

Cuatro grandes filmes de Tom Cruise para ver en Netflix

Tom Cruise en Misión: Imposible

El guardaespaldas, una gran película de contrabando

Kevin Costne y Whitney Houston en El Guardaespaldas

El precio de las entradas pesa tanto como el Covid en los cines

Salas vacías, nuevo problema global

Get Back: el evento que salva todo el 2021

Get Back, un milagro del documental

Los Gucci pelean contra La casa Gucci

La casa Gucci

Buen fin de semana en la taquilla global para films aún "en rojo"

Encanto, nuevo éxito de Disney