Como todos los años, la revista Variety, ni más ni menos el órgano de las noticias de la industria estadounidense sel entreteimiento (lo que implica, básicamente, de todo el mundo), realizó una serie de "predicciones" respecto de lo que sucederá en el campo -sobre todo del audiovisual- el próximo año. En realidad, pocas veces un año fue tan previsible como 2021: la pandemia del coronavirus (Covid-19) se retirará muy de a poco y las condiciones serán más o menos las mismas que en estos últimos meses de 2020. Dicho de otro modo: el fin del año calendario es más una superstición matemáica que un incentivo para el cambio.

¿Qué dice Variety? Que crecerán las plataformas de streaming, que no solo tendrán más usuarios sino que los más grandes del campo ( Netflix, Amazon y Disney, quizás Warner) invertirán mucho más dinero en esto que en el cine. Que el cine se recuperará pero gran parte de las salas no volverán a abrir, lo que implica que el negocio de la exhibición habrá necesariamente de contraerse. Que Netflix ganará su primer Oscar y que es muy probable que también sea el año en que una mujer (quizás Chloé Zhao por Nomadland, quizás Regina King por A night a Miami) vuelva a llevarse el premio a la mejor dirección.

También predice que la medida de Warner de derivar todos sus estrenos del año al mismo tiempo a salas y a su plataforma de streaming HBO Max se revertirá si, vacuna mediante, las salas recuperan fuerza a ediados del año, lo que llevaría nuevamente a las pantallas grandes (en exclusiva) a tanques como Duna, de Dennis Villeneuve o Matrix 4, de las hermanas Wachowski. Y que, en el campo de la música, las grandes empresas (BMG, Universal, Warner) seguirán pagando fortunas por catálogos de estrellas, porque quien más catálogos exitosos tenga, más dinero hará a través de las plataformas como Spotify o Deezer.

Sí, nada demasiado imprevisible, porque lo imprevisible sucedió en enero pasado y trastocó todo. "Aceleró los tiempos", se dice, porque en general los cambios fueron en la dirección en la que, ineluctablemente, se movían. Era obvio que el streaming iba a mandar definitivamente en el campo del ocio, y que esto sería paralelo al home working, porque ambas cosas se complementan. Una pandemia que encerró al universo en sus casas solo podía incrementar estas tendencias.

Pero lo más importante es que Variety -es decir, la industria, que también manda fuera de los EE.UU.- no ve ningún cambio de condiciones en el horizonte de corto y mediano plazo. Haya o no vacuna, es probable que todo el negocio se haya reacomodado de tal modo que todo esto se vuelva irreversible. Queda por ver qué sucederá con los campos "presenciales" (turismo, teatro, conciertos), pero, para el Gran Dinero, es menos importante que seguir funcionando. Los brindis, se entiende, han de ser virtuales.

Más notas de

Leonardo Desposito

Netflix y los Oscar: diez películas favoritas para pelear los premios

Netflix se apunta para ganar los Premios Oscar

Terror y cine francés: dos clásicos imperdibles para ver en casa

Terror y cine francés: dos clásicos imperdibles para ver en casa

Música, teatro, encuentros: salidas perfectas para el fin de semana

Música, teatro, encuentros: salidas perfectas para el fin de semana

Hentai Sex School: animación y parodia XXX

Hentai Sex School es una sátira de las series y filmes sobre el High School americano mezclado con la parodia sexual

Enorme: la maternidad y la pareja, desde el humor salvaje

Enorme: la maternidad y la pareja, desde el humor salvaje

Zona de Riesgo: otra de acción "a reglamento" en la grilla de Netflix

Zona de Riesgo: otra de acción "a reglamento" en la grilla de Netflix

Netflix batió récord de suscripciones en 2020 gracias a la pandemia

Netflix, el gran ganador de 2020 gracias a la pandemia

Los cinco mejores presidentes de los EE.UU. que nos dio Hollywood

Los cinco mejores presidentes de los EE.UU. que nos dio Hollywood

Caen las acciones de Spotify por su apuesta a los podcasts

El podcast no tiene el peso que sigue teniendo la música

Liam Neeson, héroe de la taquilla estadounidense

Liam Neeson, el héroe de acción maduro que gana en la taquilla post pandemia