Richard Caring, un empresario británico, denunció a la estrella musical Maluma por incumplir con un acuerdo que contemplaba que el cantante actuara en su boda. El magnate asegura que le exigen un millón de dólares y además asegura que no le han devuelto los 375.000 dólares que asegura haber pagado como anticipo.

Caring, propietario de los clubes Soho House y los restaurantes The Ivy, quiso contratar a Maluma para su boda ya que su prometida es fan del colombiano, según afirma TMZ. Las condiciones eran peculiares:  medio millón de dólares de caché, un vuelo privado para el cantante, la estancia en un hotel de lujo y 37 billetes de avión (5 de ellos de primera clase) para el equipo del músico.

La ceremonia se iba a celebrar en la República Dominicana el 7 de noviembre de 2019, pero posteriormente fue aplazada a junio de 2020 en Roma. Con este retraso, el empresario, siempre según su versión, contactó con los representantes de Maluma para conocer su disponibilidad y, dado que todo parecía ir bien, transfirió 375.000 dólares como primer pago.

Richard Caring exige que le devuelvan su dinero

Sin embargo, el equipo de Maluma le dijo que "no permitirían" que el reguetonero actuara en su ceremonia salvo que accediera a pagar un millón de dólares en lugar de los 500.000 dólares iniciales.

Caring sostiene que los representantes le pidieron el doble de lo acordado en primer lugar debido a que la boda interfería en los planes de la gira europea que tenía prevista Maluma para el verano (este tour fue finalmente aplazado hasta 2021 por la crisis del coronavirus).

El empresario no accedió a esa propuesta y pidió sin éxito a Maluma que le devolviera los 375.000 dólares iniciales. Caring exige en su demanda que se le devuelvan esos 375.000 dólares más una indemnización.

“Por ser un asunto legal, al momento no emitiremos comentario al respecto”, dijeron este jueves los representantes de Maluma.