En Hollywood, donde en 2017 se produjo la revolución del "Me Too" que significó la puesta en primera plana de las denuncias de acoso sexual contra grandes productores, director y actores, los roles protagónicos para mujeres descendieron 3 puntos con relación a 2016. Un informe del Centro para el Estudio de las Mujeres en Televisión y Cine asegura que el número de papeles protagonistas para actrices en Hollywood pasó del 29% en 2016 al 26% en 2017 tras analizar las 100 principales películas de la taquilla. La situación mejora ligeramente cuando se trata de personajes relevantes para la película. En ese caso las mujeres representaron el 37% de esos personajes. Los otros dos tercios se lo llevaron los hombres. La profesora Martha Lauzen de la Universidad Estatal de San Diego, autora del estudio, destaca que las tres cintas más taquilleras del año pasado estuvieron protagonizadas por mujeres. Mujer Maravilla (dirigida por una mujer, Patty Jenkins, y protagonizada por la israelí Gal Gadot), el Episodio VIII de Star Wars (Daisy Riley) y La Bella y la Bestia (Emma Watson).